España: Telefónica planea alza en tarifas de banda ancha a usuarios intensivos

Hace sólo dos meses, Movistar aseguraba que no pondría fin a las tarifas planas de ADSL en España. Esto debido a que entonces aparecieron varios documentos publicados en ADSLZone.net en que se advertía que la compañía se encontraba evaluando distintos modelos para penalizar a los usuarios con mayor tráfico en internet, como restricciones de tráfico o limitaciones a la velocidad.

En ese momento, la empresa no demoró en negar dichos artículos, y llamó a la calma garantizando que no habría alzas en las tarifas de la banda ancha en el país “ni ahora ni más adelante”, calificando las publicaciones como “mentiras”. Hoy, todo aquello parece haber cambiado, dándole la razón al sitio.

El presidente ejecutivo de Telefónica, Julio Linares, sostuvo que el actual modelo de internet “no es sostenible”, explicando que “el principal problema al que se enfrenta el sector pasa por un grave desacoplamiento entre el crecimiento del tráfico, el coste de la red, los ingresos que genera y la tensión en la inversión”.

Linares profundiza en que cada uno de estos aspectos generan una serie de asimetrías en el sistema, pero que el más alarmante es justamente el del uso de la red: “En España, un 5% de los usuarios de banda ancha móvil produce el 75% del tráfico. En Alemania, el 5% de estos usuarios produce el 90%”, señaló el ejecutivo, precisando que “el usuario medio está subsidiando al usuario intensivo”.

Es por ello que Telefónica anunció que deberá haber cambios importantes, los cuales apuntarían a que no se permita “que los usuarios con consumos más razonables sean penalizados” y que se eleven los costos para los que más se conectan.

Linares se escuda explicando que con mayores tarifas habrá mayor calidad y que las conexiones están creciendo muy fuerte, por lo que ya es hora de “dar soluciones colectivas, pues las individuales ya no alcanzan a dar respuesta a toda esta ola”.

Veremos qué pasa.

Link: Telefónica quiere cobrar más a aquellos clientes que más se conecten (El Mundo)