Castlevania: Harmony of Despair [NB Labs]

Castlevania: Harmony of Despair [NB Labs]

Con ustedes: el primer Castlevania con modo multijugador en línea...

Castlevania es una de las sagas más emblemáticas de Konami.  Symphony of the Night (1996) marcó a los episodios siguientes, mezclando aventuras y plataformas con el sistema de exploración de Super Metroid. Intentando reinventar su formula, Konami lanza el primer Castlevania multiplayer para XBLA y, los resultados de este experimento, a continuación.

Harmony of Despair es un juego que sigue las bases de los llamados MetroidVania, pero deja afuera ciertas cosas y cambia algunas reglas.  El juego tiene lugar en 6 castillos distintos y la misión es explorar y combatir a los esbirros de Drácula hasta llegar al jefe del nivel y derrotarlo. Podremos escoger entre varios rostros pixeleadamente conocidos como Alucard, Soma Cruz, Shanoa, Charlotte Aulin y Jonathan Morris. Cada uno de ellos cuenta con varias de las habilidades que eran parte de su repertorio en entregas pasadas y su rendimiento ira mejorando a medida que encontremos mejores armas e ítems.

Es ahí donde comienzan los cambios: mientras más jugamos nuestro personaje no se va desarrollando ni ganando habilidades por acumulación de experiencia. Todo gira en torno a los ítems, a buscar y recolectar lo mejor que encuentres por ahí; mientras mejores sean nuestras armas, mejor será el rendimiento de nuestro personaje y más factible será derrotar al jefe en 30 minutos. Sí, esta vez tenemos un tiempo límite: debemos derrotar al boss antes que el contador llegue a cero, sino… fail no más.

Disfrutarlo en modo multijugador tiene varias ventajas: cuando mueres quedas como un esqueleto -que ataca lanzando mortales huesos asesinos- y tienes la opción de ser revivido por un aliado. Por otro lado, cuando un jugador abre un cofre, todos recibirán un ítem (no sólo el jugador que lo abrió). También podremos accesar varios atajos que resultan imposibles de utilizar de un solo jugador, reduciendo los tramos y las distancias en castillos que -a primera vista- lucen enormes. Es compartiendo la partida con otros vía online cuando el juego prospera, vive de mejor manera su potencial y se trasforma en una experiencia más entretenida.

Gráficos de la vieja escuela

Por el lado técnico, Harmony tiene gracia: los sprites no fueron maquillados para el HD (de hecho, parecen lucir casi tal y como los recordamos). Los héroes, los enemigos, hasta Drácula es el mismo de Symphony of the Night. A primeras cuesta un poco acostumbrarse pero -eventualmente- todo luce natural y no se ve forzado.

Además, los efectos en 3D, los detalles en 2D y la metamorfosis de Drácula fueron muy bien adaptados, incluyendo técnicas que los fans de los viejos 2D apreciarán con agrado (como el efecto mosaico). El audio cumple; no es superlativo como el de Symphony of the Night (grande Michiru Yamane) pero la música está acorde, suena a Castlevania por todos lados y -a pesar de ser más sintetizada de lo normal- acompaña y complementa bien la experiencia de juego (las voces no son las mismas ni interpretadas por los mismos actores; es un detalle pero es así).

Finalmente, los controles son precisos, no hay nada de que lo cual quejarse y si bien la distribución de los botones puede molestar a más de alguien, son completamente personalizables.

Harmony of Despair tiene problemas: al comenzar no tendrás muy claro que hacer, el castillo parecerá un poco confuso y amplio, extrañarás tener un mapa a mano y el exceso de zoom out (para ver el castillo completo) puede marear u obligar a forzar la vista. Por otro lado, desde Chile no tengo problemas para buscar partidas en la mayoría de los juegos… pero este Castlevania me dio varios dolores de cabeza.

Aventúrate solo o en línea

La primera noche que lo jugué no encontré nada, simplemente no podía jugar en línea; habían varios lobby esperando pero, al seleccionarlos, simplemente no podía entrar. Tal vez es mi proveedor de Internet, quizás el problema sea mío pero hasta ahora hay momentos en que pasan largos minutos sin que pueda conectarme a una partida.

Además, jugarlo a la antigua (de un jugador) resulta extremadamente difícil si no tienes los ítems necesarios, reduce la experiencia y evita que alcances secciones del castillo y atajos importantes.

“Qué lástima morir tan seguido, pensar que he jugado Castlevanias durante décadas” le dije -muy ingenuamente- al resto de los miembros de la party mientras jugábamos en la dificultad más alta. “Sí, gran mérito… todos lo hemos hecho” me respondieron casi al unísono.  Fue ahí donde comencé a ver claramente a Harmony of Despair: está hecho para los fans, para los que jugaron Castlevanias clásicos, en NES, en Super, en PlayStation, en Advance y en DS.

Es un juego que dista de ser intuitivo, que no tiene historia, que -además de unos simples tutoriales en texto- no explica como funciona. De hecho, es como un juego diseñado para el online multijugador de hoy pero concebido con estándares de hace 20 años donde se explicaba poco y nada y donde el jugador debía lanzase, jugar e ir descifrando que es lo que hay que hacer.

Al jugar Castlevania: Harmony of Despair pasé por varias etapas: primero me confundió un poco, después comencé a entenderlo y cuando lo logré me di cuenta que mi personaje hacía menos daño que una lombriz sedada. Después que comenzar a entender la lógica tras este juego, después de conseguir ítems decentes y después que me acostumbré al efecto de zoom, el juego comenzó a tomar forma y a hacerse disfrutable. No es un pecado, pero eso me sucedió jugándolo.

Conclusión

Este es un Castlevania para sus fans hardcore, para jugadores que conocen de la saga y que -por ello- tendrán la paciencia para darle tiempo y para -posteriormente- disfrutarlo como corresponde; ahí verán su potencial, su nivel de repetitividad y lo jugarán como se debe. Lamentablemente, para quienes no saben de la saga CastleVania, quienes no tengan mucha paciencia o quienes quieran un juego más intuitivo, Harmony of Despair no es su juego. Pudo haber sido glorioso, haber tenido más profundidad y una mejor implementación. Finalmente, el primer Castlevania multijugador es un experimento que termina sufriendo por sus propios problemas; un diamante en bruto que -si bien tenía las ganas- no alcanzó su potencial.

PD: Las ventas han sido muy buenas así que es bastante probable que llegue a la PSN.

Lo imperdible:

  • Primer CastleVania multijugador.
  • Hecho para fans de la saga.
  • Enorme cantidad de ítems para coleccionar.
  • Ideal para jugar con amigos.

Lo impresentable:

  • 6 castillos se hacen poco.
  • No alcanza su potencial.
  • Muy poco intuitivo.

¿Qué significa esto?