BioShock Infinite A Primera Vista [gamescom 2010]

BioShock Infinite A Primera Vista [gamescom 2010]

por

Dimos un paseo por Columbia y estas son nuestras impresiones

Cuando apenas se anunció Bioshock Infinite a mucha gente le sorprendió. Creo que muy pocos o nadie se esperaban un nuevo título de la serie tan pronto, ya que no ha pasado ni un año de la salida de Bioshock 2. En esta nuevo videojuego la historia es totalmente distinta y no tiene (en principio) nada que ver con los hechos que suceden en las primeras dos entregas de la serie.

En vez de sumergirse en la ciudad submarina Rapture, Bioshock Infinite transporta al jugador a Columbia, una inmensa fortaleza-ciudad flotante. Niubie estuvo presente en la demostración que hizo Irrational Games durante la gamescom 2010.


El argumento del videojuego es el siguiente: En el año 1912, durante el crecimiento económico/tecnológico de Estados Unidos se construyó una ciudad flotante llamada Columbia. Esta increíble creación del hombre pasó de ser un símbolo del poder estadounidense a un problema, hubo disputa entre el país norteamericano y la fortaleza flotante. Pelea que terminó con la desaparición de Columbia entre las nubes. Nadie sabía donde se escondía este monstruo volador y causaba terror cuando súbitamente aparecía encima de alguna ciudad terrestre.

El usuario se pone en los zapatos de Booker DeWitt, un ex-miembro de la agencia de espías Pinkerton. Un día un señor acaudalado llega con Booker y le propone un caso extraordinario: rescatar de Columbia a una chica llamada Elizabeth. DeWitt se muestra interesado en el caso ya que este personaje sabe donde se encuentra la ciudad flotante y también tiene influencias para hacerlo llegar ahí. Y así es como inicia la aventura de Bioshock Infinite.

Cabe resaltar que ni Booker DeWitt ni Elizabeth son personas comúnes, ambos tienen poderes. Durante la demostración del título que hizo Irrational Games, se puedo observar que al menos que DeWitt tiene telekinésis (controla y  mueve objetos a distancia) y Elizabeth puede cargar de energía las cosas para que exploten (tipo Gambit de los Hombres-X).

El juego sucede en la ciudad flotante de Columbia, la cual es impulsada y sostenida en el aire gracias una tecnología que aparententemente son globos de gas. Dicha ciudad lleva años en el cielo y sus habitantes han desarrollado una autopercepción como únicos, como una raza especial, rechazando todo lo extranjero. Pero no todo va bien, Columbia ha sufrido con el tiempo en su infraestructura y varios pedazos de la ciudad se están desmoronando.

En la demostración, se ve como Booker DeWitt pasea por una semi-desierta Columbia en busca de Elizabeth (esto parece ser que ya es un nivel avanzado en el título, no parece que sea el principio). En este recorrido DeWitt es reconocido como no-habitante-local de Columbia y es atacado por una serie de personas. En su pelea/escape a lo largo de la ciudad se topa con Elizabeth pero también contra dos inmensos e imponentes monstruos mecánicos con los cuales luchan utilizando sus poderes combinados.

Visualmente Bioshock se ve impecable (entendiendo que aún está en desarrollo), la dirección de arte ofrece una arquitectura, vestuario, pensamiento/comportamiento social, etc. conforme a la época histórica cuando sucede (principios del siglo XX), esto en combinación con un diseño de tecnología que alude a la misma época pero de avances futurísticos (tipo el cómic The League of the Extraordinary Gentlemen de Alan Moore), mantiendo así el mismo estilo visual.

La cámara en primera persona se ve flúida y es totalmente libre, se puede observar cualquier rincón de los escenarios. Al parecer los controles también son sencillos, el personaje tomaba armas, escopetas, pistolas y las usaba para dispararle a los enemigos, a la vez que también tenía su poder telekinético para levantar y arrojar objetos.

Un momento interesante es cuando el personaje se cuelga de los rieles aéreos de alta velocidad, un complejo y enorme sistema de rieles que comunican las distintas islas flotantes que conforman Columbia. Ya que al colgarse de estos rieles y avanzar (brincando de uno a otro o simplmente brincando a un edifcio) el modo de juego se siente como ir en una montaña rusa. Ah y obviamente en estos rieles también ocurren peleas.

A primera vista Bioshock Infinite se ve muy interesante,  el modo de juego de FPS se tiene controlado, caminar, saltar, atacar, interactuar, etc. La dirección de arte es de alto nivel, los escenarios, la tecnología, la vestimenta, los posters, la sociedad, todo es coherente con una época histórica pero a la vez en una línea de tiempo con un desarrollo tecnológico alternativo (como en los Bioshocks anteriores). La historia suena interesante, de momento me intriga más la historia de Columbia, el contexto en el que el título sumerje a los usuarios. A Bioshock Infinite hay que seguirlo con lupa.

Lamentablemente la gente de 2K no dejaba grabar ni fotografiar la demostración ni el cuarto ambientado en donde se realizó, así que he aquí una foto con Tim Gerritsen, Director de Desarrollo de Producto en Irrational Games, quién fue el encargado de narrar el demo.

Se espera la salida de Bioshock Infiite hasta el 2012, así que nos queda mucho camino por recorrer. Dato curioso es que si en el 2012 sí se lanza, el videojuego ocurrirá en una temporalidad de exactamente 100 años antes a la fecha en que se juegue.

Tim Gerritsen y yo, después de la demostración de Bioshock Infinite. Con una pintura que expresa los sentimientos de los habitantes de Columbia.