Antennagate: Eso que rueda es una cabeza

Antennagate: Eso que rueda es una cabeza

por

El dolor de cabeza que tuvo Jobs y el resto de la compañía con el iPhone 4 y sus problemas de antena no quedaría ahí. Después de regalar fundas a aquellos afectados, y contar que el problema era de todo los teléfonos, lo único que faltaba era que las cabezas de los culpables fuesen clavadas en lanzas para su posterior exhibición en 1 Inifinite Loop.

Mark Papermaste, era Vicepresidente Senior responsable de la ingeniería detrás del iPhone. Digo “era” porque es el primero en la lista, que será reemplazado por Bob Mansfield, del mismo cargo pero que residía en el área computacional. El hombre llegó a Apple en Abril del año pasado desde de IBM, después de que se resolviera su empleo en la manzanita, ya que no podía entrar a otra compañía de “directa competencia” porque podría revelar secretos.

No hay detalles sobre qué tan grande fue la patada en el traste, finiquito, ni en qué otras condiciones sale de Apple: si al final se fue porque estaba hasta la coronilla, le salió un mejor trabajo, o en realidad, como la teoría más fuerte, le pidieron que limpiara su escritorio. Pero es muy seguro – por lo menos yo – que no será el único mirando la puerta de salida.

Link: Apple Executive Exits After IPhone Antenna Flap (The Wall Street Journal)