Metroid: Other M a primera vista [gamescom 2010]

Metroid: Other M a primera vista [gamescom 2010]

por

Le pusimos las manos encima a Samus...bueno, más bien a Metroid: Other M

Metroid: Other M es seguramente el título más esperado del verano para Wii. Tanto por su propositivo modo de juego como por el linaje que tiene esta serie, la cual se remonta hasta la década de 1980 cuando el NES de 8-bits reinaba en la industria del videojuego. Y en esta nueva entrega Nintendo quiere reimpulsar el espíritu de esta saga, con una doble jugabilidad  que enriquece la experiencia del videojuego.

Metroid: Other M quiere recuperar ese estilo 2D que lo caracterizó en sus primero títulos. Para empezar se juega con el Wiimote en posición de horizontal, con el D-pad, el A, B y demás botónes. Se avanza en un entorno 3D pero los movimientos son en 2D, la cámara no se mueve. Cuando se va avanzando se puede brincar, convertirse en bola, y disparar (en este estilo 2.5D apuntar es automático, sólo hay que preocuparse por disparar). Si se está en esta posición y uno se convierte en la esfera se avanza más rápido y se pueden dejar bombas pero el movimiento sigue siendo del mismo estilo con el D-Pad.

Cuando Samus es antropomorfa, uno puede cambiar a modo FPS simplemente girando el Wiimote de posición horizontal a vertical. Al cambiar el punto de vista en la pantalla, el modo de juego cambia de un acción-aventura en 2.5D a un FPS. En donde hay que apuntar con el control y destruir a los enemigos que se acercan, no se puede avanzar hacia adelante o hacia atrás ni mover la cámara, es un FPS a la vieja escuela. Para regresar el punto de vista anterior simplemente hay que volver a cambiar de posición el Wiimote.

Todo es muy intuitivo, el cambiar de una posición a otra es divertido. Poder controlar entre los modos de juego personaliza más la experiencia que nos había brindado la serie anteriormente, que utilizó estos dos estilos en sus títulos sólo que nunca combinados de esta manera. Al final uno se puede mover por todo el entorno y puede cambiar a FPS para ver detalles o tener mejor precisión en los disparoes. No sé si habrá niveles en donde uno no pueda cambiar a FPS pero no me extrañaría.

En fin, a primera vista Metroid: Other M me gustó mucho, me quedé con ganas de jugar más. Está divertido cambiar de puntos de vista y de control da más narrativa al modo de juego. Se entiende rápido como se juega y uno empieza a experimentar combinaciones de jugabilidad, también hay unos enemigos que se matan apretando un botón cuando se indica, como brincar encima de unos robots para hincarse en el lomo y disparar a la cabeza.

Y para terminar de ilustrar este A primera vista, he aquí unos minutos de video del demo que se estaba probando durante gamescom 2010. Esperen este título, dueños de Wii, que vale la pena.