Destacados

Porfirio Negado ¿Cómo es eso de ver TV por Internet?

Regular me fue con esto de seguir el Mundial por la televisión. Por lo mismo, menos mal que el asunto ya terminó y que mi equipo, España, salió campeón. Sin embargo, a pesar de este triunfo, cuando recuerdo lo que me costó seguir el fútbol durante todo un mes, me pongo mal.

PUBLICIDAD

La verdad es que desde hace ya muchos años estoy abonado a la misma compañía de televisión por cable, la cual poco a poco me ha ido tentando con nuevos canales, cajas digitales y otras cosas que no entiendo muy bien para qué coño sirven. Sin embargo, debo reconocer que el servicio ha mejorado bastante y que tengo muchos canales para ver.Y, lo más importante, sigo sin mayores problemas ligas de fútbol de todo el mundo. Por todo esto, pensaba que la pasta que he invertido en mejorar mi abono a la televisión por cable me garantizaría ver sin mayores problemas, y sin volver a meterme la mano al bolsillo, todos los partidos del Mundial de Sudáfrica. Pero nada. Al final resultó que para ver completo este torneo había que cambiarse de proveedor de televisión, lo que entre contratos e instalaciones me pareció simplemente un coñazo.


En un primer momento pensé en instalarme en un café cercano a mi casa a ver el fútbol, pero resultó que sufrían el mismo problema que yo: tenían contratado al proveedor de televisión que no daba todos los partidos. Estando ya casi al borde de la desesperación apareció uno de mis sobrinos y me dijo que no me preocupara, que podía ver todos los partidos del Mundial que quisiera en casa, sin necesidad de gastar más. La solución, me dijo, era simple. “Tío, tenís que ver los partidos por internet”. Jamás había escuchado una cosa igual. Yo tengo un ordenador en casa y acostumbro usarlo para revisar mis correos y leer algunos diarios, pero para nada más.

Según mi sobrino, esto de pillar los partidos en la internet no era nada de difícil. Por lo mismo, la primera vez que estos infelices no transmitieron un juego, me metí al ordenador para verlo de todas maneras. Debo reconocer que los primeros días pude seguir el fútbol por medio de la página de Televisión Nacional, que pasaba los partidos con unos relatores mexicanos, los que con algo de paciencia se podían soportar. Sin embargo, como a la semana de iniciado el Mundial la señal empezó a fallar y –peor aún- me pedían llenar una ficha con unos datos personales. Le conté de esto a mi sobrino y este me dijo que no siguiera más con esos sinvergüenzas, porque había mejores sitios, los que incluso transmitían “en HD”, y que eso por lo que entendí es algo cojonudo.

Me envió las instrucciones en un correo electrónico, pero por más que traté de ver los partidos en los sitios que me indicó, no conseguí nada de nada. Me pedían bajar unos “estreams”, “torrents” o no sé qué más. Muy complicado para mí. Le expliqué de esto a mi sobrino y me reprendió por no saber manejar el ordenador y la internet. ¡Qué insolencia más grande!

Finalmente, nunca pude aprender a encontrar el fútbol en la internet, por lo que no me quedó más remedio que instalarme durante todo el Mundial en casa de mi hermana y ver el fútbol con mi sobrino en su ordenador. La verdad es que los partidos se ven bien, casi como en el televisor que tengo en la sala de mi casa. Parece que es cierto eso que dicen que el futuro de la televisión está en la internet.

Tags

Lo Último