[metroimage ids=”38-300327,38-300329,38-300331,38-300332,38-300335,38-300338,38-300339,38-300342,38-300344,38-300345,38-300347,38-300351″ imagesize=”large”]

Ninety Nine Nights 2 [NB Labs]

por

Fanáticos de los hack and slash pongan atención...

No he jugado Ninety Nine Nights 1, pero después de jugar el dos, puedo decir con toda seguridad que no quiero probar la primera parte.

Ninety Nine Nights 2 (N3II) hace muchos esfuerzos por agraciarse contigo, dándote nuevas habilidades e integrando elementos RPG entre misiones,  pero la realidad es que este es un título que puede jugarse usando exclusivamente los botones x y y, repetidos hasta el inifinito.

Aunque hay ataques especiales que puedes equipar en cada personaje, así como un superataque exclusivo para cada uno, este es un hack and slash que no recompensa la variedad de tus movimientos, ni qué tan hábil seas con el timing o tu evasión. Aquí lo único que importa es la cantidad, de modo que el Kill Count asciende a los miles, y donde cada una de esas misiones consiste en asesinar carne de cañón. En su mayoría, los enemigos son débiles y estúpidos, muriéndose con tan sólo algunos golpes, y donde matarlos es 99% fuerza bruta (picar x y y) y 1% estrategia.

Ese 1 por ciento de estrategia incluye equipar ataques especiales y habilidades pasivas que encuentras escondidas en los distintos niveles, o derrotando a ciertos enemigos más fuertes que los otros. Cada item puede subir de nivel, al igual que cada personaje, y tus armas. Sólo puedes cambiar tus ataques, habilidades y armas entre misión y misión, al igual que subirlos de nivel. Entre más enemigos mates más puntos te darán para gastar en subir de niveles.

Podríamos decir que el hecho de que sea repetitivo es culpa de su género y no del juego en sí, pero la realidad es que juegos como Bayonetta o Devil May Cry recompensan tu destreza y timing con habilidades especiales que se activan después de cierto número de combos y sólo con el timing adecuado, por ejemplo, mientras que en Nintey Nine Nights se activa a voluntad picando un botón (RB), mientras tengas suficiente energía en una de tus barras. Esta barra se llena de una manera lenta y tediosa dependiendo del número de combos que realices, los cuales pueden ascender a los cientos. La única manera de interrumpir un combo es tardándote mucho en aterrizar el siguiente golpe; ni siquiera cuando te hacen daño se interrumpe.

Una de las fortalezas del género hack and slash es el número y variedad de los ataques de cada personaje. Después de jugar alguno de estos juegos, uno aprende sus combos favoritos, y la manera de repetirlos fielmente. Pero esto no sucede en N3II. El juego no provee una lista de combos y cómo hacerlos, de modo que debes descubrirlos por ti mismo, y suerte en reproducirlos de nuevo. Tampoco tienen nombre, y su variedad parece ser limitada.

Sin embargo, si eres muy fan del género y puedes superar estos defectos en su mecánica de juego, encontrarás un título en general pulido, con gráficas al estilo anime bien cuidadas, con niveles grandes, aunque algo vacíos. La cantidad de enemigos que puede haber en una sola pantalla también es bastante espectacular, y sin importar el número de éstos, el juego se mueve fluidamente, sin bugs ni caidas en el framerate. Las animaciones de los personajes también son fluidas y convincentes, aunque los efectos no son nada del otro mundo.

Por otro lado, la historia es sólo una excusa para enfrentarte a un horda de enemigos sin manchar tu consciencia: un ejército maligno está invadiendo el reino de los elfos, y tu misión, desde luego, es acabar con ellos. Al final e inicio de cada misión te dan un par de cutscenes que te relatan el propósito de la misión.

Puedes jugar como 5 personajes, cada uno con misiones diferentes, que se abren conforme avanzas. Sin embargo, todas y cada una de ellas se juegan de la misma manera. Eso sí, cada personaje tiene un estilo ligeramente distinto de pelear, con diferente ataque, rango y velocidad, lo cual se aprecia en un juego tan limitado en su jugabilidad.

Conclusión

Este es un juego que sólo puedo recomendar si eres muy fan del género hack and slash y sólo si estás muy seguro que matar a cientos de enemigos con básicamente los mismos ataques una y otra vez te divertirá. De otro modo, hay muchos otras opciones que te entretendrán de mejor manera.

Lo imperdible

  • Buen diseño de personaje
  • Gráficas realistas-anime bien logradas
  • Modo co-op en línea con misiones exclusivas

Lo impresentable

  • Mecánica de juego muy repetitiva (básicamente presiona x y y una y otra vez)
  • Historia simplona y poco interesante
  • Pocos checkpoints hacen que repitas partes tediosas cuando mueres
Repetitivo
…este es un hack and slash que no recompensa la variedad de tus ataques, ni qué tan hábil seas con el timing o tu evasión.”