Green Day Rock Band [NB Labs]

Green Day Rock Band [NB Labs]

Cuando Green Day Rock Band fue anunciado a finales del año pasado, las reacciones fueron mixtas; por un lado, quienes consideraban al trío como un grupo sin los suficientes pergaminos para merecer su propio juego, y por otro, fanáticos de la banda cuya felicidad era mucha.

Pasó el tiempo, llegó el juego, y el balance es favorable, aunque con algunos apuntes. Y no precisamente por los merecimientos (o la falta de los mismos) de Green Day.

Como todos los juegos del estilo y temáticos, Green Day Rock Band captura la esencia del grupo en el que se inspira durante varios períodos de tiempo. En este caso, las épocas quizás más representativas en términos de popularidad frente a las masas: el período noventero del Dookie, y los contemporáneos de American Idiot y 21st Century Breakdown.

No es que esa representación de álbumes y épocas sea absoluta, ya que el track list del juego e incluye, en mayor o menor medida, canciones de todos los discos desde Dookie hacia adelante, y si bien es imposible dejar a todo mundo feliz, no hay ninguna canción que se sienta fuera de lugar, al contrario. El modo historia se separa en 3 locaciones: The Warehouse, en 1994, donde Green Day todavia jugueteaba con su etiqueta underground mientras daba los primeros pasos a la popularidad; el National Bowl de Milton Keynes, donde la banda grabó el DVD Bullet in a Bible sirve de escenario a la época del hit que fue American Idiot, y por último, el Fox Theatre de Oakland, que visitaron comenzando la gira para su último disco. Cada escenario tiene unos cuantos sets de canciones, que no necesitan de un orden en particular para ir avanzando en la historia.

En lo que respecta al apartado jugable, nada que no se conozca, aunque si hay un par de detalles interesantes. Uno de ellos, las armonías vocales, que vienen directamente del juego de The Beatles y que se insertan bien acá. ¿El problema? a diferencia de la gran mayoría de sus juegos parientes, es totalmente obligatorio tener un micrófono USB, lo que es prohibitivo para todos quienes tienen más que suficiente con el headset de la consola. El segundo punto destacable, es el modo sin fallos, que como bien se lee, no cuenta los errores que se comentan en la ejecución de los instrumentos, y que obviamente sirve para acercar al juego a todos aquellos sin dedos para el piano.

Dadas las características de la música de Green Day, este Rock Band no es un juego imposible. Tampoco es mega fácil, pero está lejos de ser frustrante como otros antes que él. Hay recompensas, eso si, por tocar lo más cercano a la perfección, y los premios van desde selectas fotografías de la banda hasta videos de presentaciones clásicas y no tanto, también elegidas a dedo.

Visualmente, Billie Joe Armstrong, Mike Dirnt y Tré Cool están representados de manera bastante buena, y sus movimientos, gestos, y lenguaje corporal en general está bastante bien conseguido. El estilo semi-caricaturezco quizás les quita un poco de la crudeza que tenía la banda sobre todo en tiempos más antiguos, pero cuando uno los ve a la primera sabe que los que están en la pantalla son los de Green Day. Un pequeño detallito: a estas alturas, que las guitarras todavía floten y no se vean las correas que las sujetan es inaceptable.

¿Tiene problemas el juego? Si, como todos, aunque más en su concepto que en su ejecución. La fórmula de Rock Band es funcional, y no hay nada que reprochar al respecto, si bien es cierto que su próxima entrega anuncia cambios. El tema en Green Day Rock Band pasa porque Green Day es una banda que ofrece mucho más que trés álbumes que fueron hits de ventas. No parece apropiado, sobre todo para los fans de la vieja escuela, saltarse de manera demasiado brusca etapas de la historia del grupo que no fueron grises en cuanto a lo musical. Discos como Insomniac, Nimrod y Warning tienen una participación cuasi testimonial (que decir de Kerplunk y 1039/Smoothed Out Slappy Hours, aunque en este caso su ausencia se debe a problemas técnicos), y 47 canciones en total se antojan pocas para el extenso catálogo de la banda.

Aún así, el juego es disfrutable, y dedicado sobre todo a los fanáticos y quienes se identifiquen con las etapas más exitosas de la banda. Para los demás… hay un sabor un poco agridulce, tomando en cuenta lo que se quedó afuera. Pero a pesar de eso, si les gusta Green Day, les gusta Rock Band, y les gustaría creerse Tré Cool por un rato (yo mismo terminé el juego casi totalmente en la batería), entonces Green Day Rock Band se hace recomendable. El resto, abstenerse.

Por último, agregar que las versiones de Xbox 360 y Playstation 3 permiten exportar las canciones del juego para ser jugadas en Rock Band, Rock Band 2, e incluso en el futuro Rock Band 3.

Lo imperdible:

  • Dookie en su totalidad.
  • Las fotografías y videos que se desbloquean como premio.
  • A pesar de la simpleza de algunas canciones, la dificultad está muy bien ajustada.
  • Tré Cool.

Lo impresentable:

  • Que las guitarras y bajos floten y no tengan correa.
  • No se puede utilizar el headset de la consola como micrófono.
  • ¿3 escenarios?
  • El setlist y la representación en general de Green Day pudo haberse distribuído mucho mejor, dada la extensa historia del grupo.
Bueno
…Green Day es una banda que ofrece mucho más que trés álbumes que fueron hits de ventas.”