[metroimage ids=”38-302988,38-302989,38-302990,38-302991,38-302993,38-302996,38-302997,38-302998,38-302999,38-303001,38-303002,38-303003,38-303006,38-303010,38-303011,38-303012″ imagesize=”large”]

Crackdown 2 [NB Labs]

Agente: Pacific City necesita de su ayuda una vez más...

Microsoft vuelve a la carga con otro juego exclusivo para Xbox 360.  Después de más de 3 años, la saga Crackdown vuelve al tapete, esta vez a cargo de la gente de Ruffian Games.  ¿Vale la pena esta segunda parte, Agente?

Hazlo estallar

Al igual que la primera parte, Crackdown 2 es un sandbox que se concentra es la destrucción y en las habilidades de nuestro personaje, las cuales van en desarrollo a medida que vamos completando las misiones.

El juego tiene lugar en Pacific City (que de pacifico tiene bien poco) donde ahora una plaga infectó a un importante número de personas y los ha transformado en mutantes.  Además de la Agencia -dedicada a proteger la paz y la tranquilidad de la ciudad con algunas cuestionables técnicas- está la resistencia, grupo que se hace llamar The Cell quienes quieren exponer la verdad.

Tomaremos control de un personaje llamado (convenientemente) agente.  No hay rastros, historia pasada ni antecedentes de él porque es un clon que, con el tiempo y el juego, irá desarrollando sus habilidades que están divididas capacidades físicas (que nos permitirán llegar a más lugares), de armamento (podremos obtener mejores y más destructivas armas), de fuerza (patearemos traseros con más intensidad y seremos capaces de levantar cosas cada vez más pesadas), de granadas (más y mejores ka-boom) y de conducción (más destreza al conducir vehículos y acceder hasta a tanques).  Mientras más utilicemos estas habilidades, más se desarrollarán a excepción de la física que desarrollaremos capturando orbs.

Es ahí donde reside uno de los principales objetivos de Crackdown 2, coleccionar orbs.  Entre los de capacidad física, los secretos, los que sólo se pueden obtener jugando cooperativo en línea y los que huyen de ti y debes perseguir, hay un total que supera los 500 orbs.  El objetivo de las misiones es captura aquí, mata a todos acá y cosas por el estilo; todas ellas llenas de acción, disparos y explosiones además de muchos enemigos.  Este modo se puede jugar de hasta 4 personas en coop al mismo tiempo y también posee un modo multijugador (de hasta 16 jugadores, cuenta con 9 mapas y con 3 estilos de juego) que es bastante accesible, desordenado y aporta su cuota.

¡Abajo la tecnología!

Crackdown 2 no es un juego particularmente lujoso a nivel visual, hecho evidente para todos aquellos que bajaron la demo. El motor gráfico tiene cambios con respecto a su símil de 2007 pero, tal vez, llamarlas mejoras sería mucho decir. El juego se ve… correcto; no luce mal pero nunca raya en lo sorprendente, hecho que puede ser derivado de su estilo visual pseudo cel-shaded y del enorme número de enemigos que en algunos momentos llegarán a estar en pantalla.

El audio es cumplidor pero un poco raro.  La impecable voz de nuestro enlace con la agencia es notable, pero repite mucho su labor (nos narra incluso cuando sacamos un logro) al punto que puede comenzar a aburrir, aunque muchos lo encuentran tan cool que les da lo mismo. Los sonidos son exactos, jamás destiñen, nunca suenan fuera de lugar y están en su nota.

La música es un departamento extraño: a veces aparecerá mientras recorremos la ciudad, otras aparecerá cuando estemos cerca de morir, es una opción mientras viajamos en vehículos (a lo GTA) pero estará más bien ausente cuando recorramos la ciudad; de hecho sus sonidos pasan a ser la música incidental en varios pasajes del juego. Los controles son excelentes, precisos y cualquier jugador que haya disfrutado de un sandbox antes no tendrá problema en disfrutarlo y, finalmente, el juego está completamente subtitulado al español.

Muy poco o nada de historia

Todo lo narrado hasta ahora describe al juego como un título muy similar al primer juego… y lo es.  Hay mejoras tanto visuales como de gameplay, pero las similitudes son bastantes.  Por otro lado, el juego tiene poco y nada de historia: la podemos ver a modo de introducción y en el último cuarto del juego, pero da la clara impresión que está ahí por cumplir.

Las misiones son bastantes, pero pueden caer en lo repetitivo.  De hecho, es ahí donde radica el pro/contra de Crackdown 2: bebe mucho de su antecesor. Varios detalles acusan esto; además de las misiones, la ciudad es la misma (con pequeños cambios) y la estructura del juego es muy similar al juego anterior.  Por otro lado, los gráficos no son de lo mejor que la 360 tiene para ofrecer, además que el sistema de combate mano a mano, la cámara, la forma de apuntar las armas y el mapa de la ciudad cumplen… pero podrían haberse trabajado de mejor manera.

Después de este análisis, puede dar la impresión de que Crackdown 2 no es un buen juego, pero la verdad es esta: este es un título que apela a la diversión y al gameplay, no a los grandes gráficos ni a un impecable aparatado técnico.  Es un juego que utiliza en exceso al si no está malo, no lo arregles… y esto último tiene sus beneficios.

Al igual que el primer Crackdown, la segunda parte es altamente entretenida, utiliza la libertad de un sandbox y la mezcla con un alto grado de destrucción y violencia divertidamente burda.  También da muchas tareas por hacer y ofrece muchas horas de juego, explotando a más no poder el goce de un sandbox al servicio de la diversión y el desorden.  El multijugador no es la gran cosa, pero sin dudas suma y el modo cooperativo (si se coordina como corresponde) puede llegar a ser un manjar.

Conclusión

Crackdown 2 no necesariamente debe ser medido por lo que le falta sino por lo que tiene: es un juego largo, muy divertido, con mucho por hacer y un montón por destruir. No es la secuela que los fans del hype podrían esperar, no calza con lo que normalmente llamamos ‘exclusiva’ y sus gráficos e innovaciones no están a la altura de un juego AAA.  Si dejamos de lado lo técnico, veremos que Crackdown 2 es muy divertido y es una excelente alternativa para quienes son fans de los juegos de este estilo, para quienes se quedaron con gusto a poco después de la primera parte o para los que antes de comenzar a jugar desean dejar su cerebro en una jarra.

It’s the final, Crackdown (léase cantadito, a lo British)

Lo Imperdible:

  • Coleccionar orbs y hacer poderoso a nuestro personaje
  • Mucha destrucción y gran número de cosas por hacer
  • Excelente coop multijugador
  • Todo lo bueno de Crackdown 1

Lo Impresentable:

  • Misiones repetitivas
  • Gráficos simples y problemas de cámara
  • Poca historia
  • Todo lo malo de Crackdown 1
Entretenido
…a pesar de sus problemas, explota el goce  de un sandbox al servicio de la diversión y el desorden”