Conferencia de prensa: Apple entregará fundas gratis para el iPhone 4

Luego de los problemas que el iPhone 4 ha presentado con la recepción de señal, Apple ha llamado a una misteriosa conferencia de prensa de la cual se esperaba que hubiera una solución al lío generado en torno a este tema.

Se especuló que se ofrecerían fundas gratis para los equipos afectados, así como también se creyó que Apple podría haber aceptado recambios en masa de iPhones 4. Incluso se barajó que la compañía saliera a decir que tal problema no existe y que es culpa de los consumidores. Finalmente salió humo blanco, y en Wayerless seguimos minuto a minuto la conferencia de prensa:

El CEO de Apple sale al frente, y lo primero que se dice es que en la compañía buscan siempre hacer a todos sus clientes lo más felices posible. También se promete hablar de cómo se harán las cosas de ahora en adelante, lo que es básicamente lo esperado de esta conferencia. Sí, al menos es seguro que se referirán al iPhone 4 y la antena.

El iPhone 4 sería el mejor producto que jamás hayan hecho en Cupertino: se vendieron 3 millones en 3 semanas. Impresionante cifra. A pesar de esto, Jobs admite que “no son perfectos” y que no existe un teléfono perfecto. Parece ser el caso del imperfecto iPhone 4.

Según Jobs, se sabe del problema en Apple desde hace 22 días, por lo que han trabajado en una solución desde entonces. El problema de recepción es admitido, y de hecho se indica el punto que hay que tocar para que ocurra, así que al menos la cosa no es invento.

Se muestran los datos recogidos de las pruebas que se hicieron para investigar este problema, y lo primero que vemos son ejemplos de otros móviles que sufren de este mal, pasando videos de un BlackBerry, un HTC Droid Eris, y un Samsung Omnia 2, todos presentando algo parecido a lo del iPhone 4 en cierta medida.

“Esta es la vida en el mundo de los smartphones, los teléfonos no son perfectos”, Steve vuelve a repetir.

A pesar de esto, se hicieron pruebas en un laboratorio que cuesta 100 millones de dólares, y de la mano de 18 profesionales doctorados, se trabajó en esto y no se creyó que sería un gran problema, ya que todos los smartphones sufren de este mal.

Además, solamente un 0.55% de quienes compraron un iPhone 4 han llamado al servicio Applecare para reclamar. ¿Steve Jobs a la defensiva? Basados en las cifras que otorga la operadora que maneja el iPhone en Estados Unidos, AT&T, el porcentaje de devoluciones de equipos iPhone 4 es de un 1.7%, en comparación las del iPhone 3GS que fueron de un 6%.

AT&T también les habría facilitado a Apple las cifras correspondientes al número de llamadas que se cortan durante el habla, o “caídas”, dato que de todas formas es confidencial, pero que sirve para que Steve Jobs asegure de que en comparación al iPhone 3GS, el iPhone 4 bota menos de 1 de cada 100 llamadas, lo cual es más que el modelo anterior, pero se explica dado el corto tiempo de circulación que lleva el iPhone 4, lo que hace que el 3GS tenga un mayor número de estuches en el mercado, las cuales ayudan a evitar la caída de las llamadas.

Steve habría recibido cerca de 5 mil correos electrónicos de personas que están felices con su equipo, y que no entiende de qué se trata toda la histeria que ha provocado en los medios el tema de la antena. Sin embargo, se admite que el problema existe y la solución es la siguiente:

  1. Lanzar iOS 4.0.1, que supuestamente ajusta ciertos parámetros relacionados con el recibimiento de la señal. Cosa que hasta el momento no funciona, según las pruebas iniciales.
  2. Todos tendrán una estuches gratis. Así de simple. El reparto termina el 30 de septiembre.
  3. Apple pretende salir con una mejor idea para solucionar el problema, pero por el momento, esto es lo que hará para salir del paso. El proceso se hará a través del sitio web, donde el usuario escogerá una funda a su gusto, ya que no pueden entregar la misma a todos porque no pueden fabricar tantas.

Finalmente, si el cliente no está contento con estas soluciones, podrá pedir una devolución total del dinero en 30 días.

Consumer Reports salió al aire en este punto, y se les citó a ellos como quienes sugirieron la solución para los problemas de señal en el iPhone 4: “La carcasa soluciona los problemas de intensidad de señal”.

Ya pasando a otro punto, Steve Jobs también admite que están conscientes de que hay problemas con el sensor de proximidad en el equipo, pero que se solucionaría en la próxima actualización de iOS 4, por lo que al ser un problema de software y no de hardware, no sería necesaria una solución tan extraña como la de entregar carcasas gratis.

Steve Jobs continúa:

Amamos a nuestros usuarios. Tratamos muy duro de sorprenderlos y de fascinarlos. Nos rompemos el trasero haciéndolo. Y es genial, la pasamos muy bien en eso. Y hacemos algunos productos muy interesantes para ellos: Macs, iPhones, iPads, iPods, el Apple TV… hacemos unos productos bastante geniales.”

Y eso sería, sin una cuota de humildad sobre su trabajo, Apple otorga esta solución a sus clientes, la cual sirve más para salir del paso que para solucionar el problema de raíz. Se admitió el problema, pero también se puso énfasis en que esto le ocurre a todos los equipos móviles, pero al ser Apple una empresa que busca la felicidad en sus usuarios, ellos lo solucionarán inmediatamente. La voz del pueblo es escuchada en Cupertino, al parecer.

Pero esto no ha terminado, y además de la explicación dada, Steve está aceptando preguntas de los asistentes a la conferencia de prensa. Tim Cook y Bob Mansfield también saltan al escenario, para ayudar a Steve en esta difícil tarea. Al menos dan la cara.

Alguien pregunta sobre la salud del CEO de Apple, el cual responde que “está bien”, y que este problema interrumpió sus vacaciones en Hawaii.

¿Cambiarán el diseño de la antena en el iPhone 4? La respuesta es no, y en Apple están muy felices con ella. ¿Felices? Tan felices que tendrán que gastar millones en estuches gratis para solucionar los problemas que ésta ocasiona.

Otro asistente advierte que basta tocar el iPhone con un dedo para que hayan problemas. Se responde que cualquier teléfono tiene peor recepción cuando es tomado con la mano que en un espacio libre. Nada nuevo bajo el sol.

Ahora se toca un tema delicado: ¿Se sabía de antes esta falla? Hace dos días un artículo en Bloomberg aseguraba que desde hace meses que en Apple había conocimiento del problema, pero que a Jobs le gustaba tanto el diseño del teléfono que lo vendieron como iba. Jobs responde categóricamente al decir que respecto a ese artículo, todo es basura, y que no, no se  sabía de antes.

¿Y alguna disculpa para los inversionistas en Apple? No.

El tema de la antena ha iniciado un debate bastante interesante en los medios: ¿Es más importante el diseño de un producto o su funcionalidad? Hay veces en que un modelo atractivo se fabrica por sobre su real utilidad, y ahora se le pregunta derechamente a Jobs si Apple es una compañía que hace elegir a sus usuarios entre forma o función. La respuesta dada es la esperada: Apple trabaja ambas.

Para los que vieron la presentación del iPhone 4 a manos de Steve, éste anunciaba con mucha emoción el nuevo diseño de la antena. Ahora ésta ha resultado defectuosa, y se le pregunta si se pudo haber hecho algo durante esta presentación para bajar las expectativas. Jobs responde que ha pensado mucho en eso, pero que en ese momento no se sabía de la magnitud de la falla, aunque todos los teléfonos sufren de ese problema, pero como “compañía líder en el rubro de los smartphones”, podrían haber educado a la gente al respecto.

¿Y qué ocurrirá pasado el 30 de septiembre? No se descarta nada, y al parecer no se tiene idea de qué solución podrán tener entre manos los ingenieros de Apple en ese momento, por lo que la oferta de carcasas gratuitas es algo así como “indefinida”.

¿Aprendió algo Apple de todo esto? Primero, que aman a sus clientes y que los cuidarán. Algo que no se cansan de repetir. Y que el reporte de Consumer Reports los sorprendió y avergonzó bastante, pero que ellos no sabían demasiado al respecto tampoco.

Se justifican además diciendo de que cuando una compañía se vuelve realmente grande, la gente trata de echarla abajo. Tal sería el caso de Google, que según Jobs “es una grandiosa compañía”.

Pero volviendo a lo de la antena, ¿hay alguna solución de rediseño posible en esta generación de iPhone 4 que permita solucionar el problema? ¿Se planea hacerlo? Jobs plantea que existen equipos Nokia que en su parte trasera tienen una pegatina que dice: “No tocar aquí”. Se sigue haciendo énfasis en que todos los smartphones sufren de esto, y hoy se mostraron tres equipos de otras compañías como ejemplo. Nadie habría resuelto este problema, aunque a Apple le encantaría ser el primero. Y una vez más, se dice que el porcentaje de usuarios con malas experiencias es mínimo.

¿Qué tal un retiro total de los equipos entregados a la fecha? Jobs dice que “cuando se ama a tus clientes, nada está fuera de la mesa”. Pero no resultó esa opción, puesto que al parecer no tenían los datos suficientes para tomar dicha decisión, pues recordemos que Apple “no sabía” respecto a la antena fallida.

Para terminar con la conferencia de prensa, se preguntó si las fundas gratuitas estarán disponibles fuera de los Estados Unidos, y la respuesta es sí. Además, Steve Jobs aclaró que encuentra un tanto grosero el hecho de que las personas publiquen en la red los correos electrónicos que él responde personalmente, pero que sin embargo, muchos de ellos son falsos.

De esta manera, Apple finaliza el evento. Se admite el problema de la antena y del sensor de proximidad, dando una solución arbitraria para lo primero y para lo segundo se promete arreglo vía software. No se cansaron de repetir que en Apple aman a sus clientes y desean hacerlos felices, y que a pesar de ser éste un problema que afecta a todos los equipos móviles de todas las marcas, en Cupertino sí harán algo al respecto en lugar de poner una pegatina en el smartphone que diga “no tocar aquí”.

(Vía Engadget, Gizmodo, Ars Technica)