[metroimage ids=”38-166285,38-166287,38-166289,38-166290,38-166293,38-166295″ imagesize=”large”]

Barco de botellas plásticas cruzó el Pacífico

(c) Plastiki

El Plastiki es un catamarán construido con 12.500 botellas plásticas recicladas, que completó la hazaña de cruzar el Océano Pacífico, en un intento de aumentar la conciencia respecto de los desechos plásticos en el medioambiente. El viaje tomó cuatro meses cruzando desde San Francisco (Estados Unidos) hasta Sydney (Australia).

El Plastiki (llamado así en referencia al Kon-Tiki, un barco de totora que cruzó el mismo océano en 1947), fue tripulado por seis personas y es completamente sustentable, obtieniendo su energía de paneles solares y molinos de viento.

“Ha sido una aventura extraordinaria”, dijo David de Rothschild al llegar a puerto en Sydney tras atravesar 8.000 millas náuticas, haciendo tan solo algunas pausas en islas del Pacífico como Kiribati y Samoa. La idea del viaje se le ocurrió a Rothschild (de 31 años) después de escuchar un informe de Naciones Unidas en 2006 que afirmaba que la contaminación (especialmente el plástico) estaba amenazando seriamente los océanos del planeta.

Una buena manera de probar que los desperdicios pueden ser reutilizados era usarlos para construir un barco. Así nació el Plastiki, que es enteramente reciclado y reciclable.

El barco incluye además un desalinizador para obtener agua potable, un mini jardín hidropónico para obtener vegetales para el viaje, el mástil es un tubo para riego, la vela está hecha de plástico PET reciclado y cuenta con bicicletas generadoras de energía para suplementar lo que aportan los paneles y los molinos en los sistemas de comunicaciones del barco.

La idea original incluía volver a reciclar el Plastiki una vez terminado el viaje, pero el equipo está pensando en mantenerlo como muestra del poder del reciclaje.

Link: The Plastiki has arrived in Sydney! (The Plastiki Expedition)