[metroimage ids=”38-298276,38-298277,38-298278,38-298282,38-298286,38-298288,38-298290,38-298292,38-298296,38-298302,38-298305,38-298307,38-298311,38-298316,38-298318,38-298319,38-298320,38-298321,38-298324,38-298329,38-298332,38-298334,38-298336,38-298339,38-298342,38-298345,38-298347,38-298351,38-298355,38-298359,38-298363,38-298366,38-298369,38-298374,38-298378,38-298382,38-298384,38-298386,38-298390,38-298394,38-298396,38-298397,38-298400,38-298402″ imagesize=”large”]

The Legend of Zelda: Skyward Sword a primera vista [E3 2010]

A nosotros no nos falló el control durante el demo del nuevo Zelda.

Uno de los juegos que no podíamos dejar pasar en esta E3 2010 era The Legend of Zelda: Skyward Sword, así que nos dirigimos a las oficinas de Nintendo en el Centro de Convenciones de Los Ángeles dispuestos a todo. Afortunadamente, no nos negaron la entrada, así que no hubo necesidad de usar la fuerza bruta para probar la esperada secuela.

El demo disponible es exactamente el mismo que jugó Shigeru Miyamoto, claro, sin la interferencia que lo hizo sufrir sobre el escenario. Los primeros enemigos fueron un par de Deku Babas; para eliminarlas tienes que blandir tu espada de acuerdo a la apertura de sus bocas, ya se de manera horizontal o vertical.

Eso sí, es muy sencillo hacerlo; no se vayan con la finta del demo en vivo durante la conferencia de prensa de Nintendo, en la cual claramente algo interfería con la señal entre el Wii Remoto y la consola. Tom, el miembro de Nintendo of America que me guió durante la sesión, me recomendó hacer uso de las bombas para llegar a otra área. En esta ocasión puedes dejar las bombas en el lugar dónde estás, lanzarlas o rodarlas por el suelo como bolas de boliche, imitando el movimiento con el mando. Lancé una hacia unas rocas para abrir un pequeño túnel y proseguir.

Resulta que el túnel que abrí llevaba a una puerta con un ojo, al cual debí marear para después eliminarla y proseguir hacia un mini-jefe. Tom me lo advirtió, pero decidí seguir adelante; no soy ningún n00b. El enemigo era un Stalfo que empuñaba dos espadas, las cuales cruzaba en distintas formas para cubrir mis embestidas. Si protegía su costado derecho y su cabeza, debía golpearlo por la izquierda. Al conectar, bajaba la guardia, lo que me abría la oportunidad de propinarle un golpe vertical al mover el Wii Remoto. Eventualmente sucumbió a mis ataques, pero al desparecer no dejó un pedazo de corazón, sino un gran número de rupias.

El demo terminó abruptamente, y que tenía tiempo límite, pero Tom me dijo que podía iniciarlo de nuevo para seguir explorando. Esta vez me recomendó seguir otra ruta para enfrentar el jefe final del área, pero tuve que enfrentarme a una buena cantidad de Moblins antes de llegar. Estos enemigos se defienden de una manera similar al Stalfo, pero con una sola espada; alternan su postura de defensa, así que debes de dar el espadazo de la manera correcta.

Para llegar a la puerta donde me esperaba del jefe, debía subir una pared cubierta de trepadoras. Como era de esperarse, tres Skullwalltulas impedían mi ascenso, así que retrocedí para poder apuntar con mi arco. Ahora Link puede correr, así que presioné el botón A para encarrerarme a la distancia y disparar. El tiro con arco es exactamente igual que con Wii Sports Resort: Colocas el Wii Remoto de manera vertical, colocas el Nunchuk cerca de éste, dejas presionado el botón C, estiras hacia atrás como si jalaras la cuerda del arco y sueltas C para dejar volar la flecha.

Una vez eliminadas las arañas, pude subir y dirigirme a la puerta. Adentro, me esperaba un enorme escorpión, ese tipo de enemigos que te detienen al final de un calabozo. Me tomó por sorpresa, debo admitirlo, ya que al hacer el targeting con el botón Z no levanté el escudo, lo cual se hace al lanzar hacia el frente el nunchuck.

Escudo arriba, espada desenvainada… ahora a identifica los puntos débiles. Las pinzas saltan a la vista, al abrirlas deja ver un especie de ojos que cambian de color. Extiende las pinzas de manera horizontal, golpe vertical; las abre de manera vertical, golpe horizontal. Rápido lo dejo sin extremidades. Ahora solo le queda la cola, pero me vuelve a tomar de sorpresa: Me embiste.

Le pregunto a Tom si puedo girar hacia atrás o dar un brinco a los lados y me dice que, mientras tenga un arma en la mano, puedo presionar A para esquivar. Le tomo la medida al escorpión y evito sus abanicadas, pero no ubico un nuevo punto débil. Veo otro ojo dentro de un caparazón en forma de garra, protegiéndolo, pero no logro conectar el golpe a pesar de intentarlo en varias ocaciones.

“Recuerda que el Wii es tu espada ¿Cómo atacarías a este animal si estuvieras ahí?”, me pregunto Tom a manera de acertijo digno de sensei. Tome el Wii Remoto de manera horizontal, apuntando hacia la pantalla, y simulé una estocada. Dos, tres, cuatro, y sucumbió; lluvia de rupias.

Como no había algo más que pudiera hacer, Tom me explicó más movimientos para que los intentara. Si los dos controles los agitas de arriba hacia abajo, Link da una maroma al frente con espadazo, movimiento que puedes usar para terminar un combo. El clásico ataque de giro lo puedes lograr la mover los dos mandos de derecha a izquierda. Si apuntas la espada hacia el cielo, se cargará de energía y al agitarla liberarás una onda que recorre una buena distancia.

La resortera las puedes usar tan solo apuntando el mando a la pantalla y presionando B. El latigo responde de acuerdo al movimiento que hagas y te puede ayudar para aturdir enemigos o alcanzar objetos lejanos. Por último, usé el Escarabajo, pero me dijo Tom que ese no es su nombre oficial, sólo un término que usaban ellos para identificarlo. Controlas su vuelo al mover el Wii Remoto y aceleras con A.

Tom recalcó que el estilo gráfico, “una mezcla entre Twilight Princess y el colorido de Wind Waker”, no es definitivo. Algunos polígonos y texturas de árboles se notaban poco terminados y, al tener a Link de frente, su rostro se convertía en una fiesta de jaggies a la que todos estábamos invitados, pero al tratarse de una versión preliminar no creo que sea de preocuparse.

El único problema que tuve con el demo fue al momento de sacar el arco. No lograba controlarlo adecuadamente, así que lo desactivaba y lo volvía a desenfundar al presionar B. La cuestión aquí es que al sacarlo por segunda vez tenía que hacerlo con el Wii Remoto en posición vertical frente al televisor. No sé si el problema era yo, que posiblemente hacía algo mal, o el registro de la consola, pero fuera de eso lo demás se jugó de maravilla.

Aún faltan muchísimos detalles por conocer, pero aún queda tiempo ya que dudo que veamos este juego dentro de los primero seis meses del próximo año.

Link: Niubie en E3 2010