Stereo 3-D en los juegos: ¿Llegó para quedarse?

Stereo 3-D en los juegos: ¿Llegó para quedarse?

por

enfoques de AMD, Intel, Microsoft, Nintendo, Nvidia, y Sony

Stereo 3-D o más conocido como S3D llegó primero a la pantalla grande donde lleva ganando una creciente popularidad con películas como Avatar y otras, viendo ello, muchos fabricantes independientes han tratado de llevar esta tecnología al entorno de entretenimiento doméstico aplicándola a videos, imágenes y juegos con al hasta el momento muy poco éxito.

Las actuales propuestas.

Los primeros intentos vinieron por parte de fabricantes de monitores/televisores 3-D como IZ3D o Sony con su línea Bravia 3D, luego vinieron algunas propuestas basadas en software que brindan Stereo 3-D a cualquier televisor o proyector que posea la tecnología DLP como algunos de Hitachi, Samsung y otros fabricantes, entre estas soluciones por software se podrían mencionar a Tridef con su 3-D Experience, o a la propia IZ3D mencionada anteriormente con su driver 3D DLP (los usuarios de gráficas ATI pueden bajarlos gratuitamente gracias a un acuerdo con IZ3D como parte de su iniciativa Open 3D), ambos software con un costo de $49.99. En el campo del hardware para PC, Nvidia introdujo su solución propietaria 3D Vision la cual requiere que se posean 3 elementos: un Kit 3D Vision el cual cuesta $199.99, un televisor 3D con la certificación 3D Vision, y una gráfica Nvidia compatible; lo que aleja a dichas opciones disponibles del usuario de PC estándar.

Dentro de poco tendremos más alternativas Stereo 3-D para PC, Imagination Technologies (PowerVR) también se encuentra desarrollando su propia solución 3-D la cual incluirán en sus chips PowerVR SGX-series, y seria de suponer que algún tiempo luego de su aparición se incluya también en algunos de los IGP de Intel basados en sus tecnologías. Por su parte Sony también anunció un Kit 3-D para su consola PS3 el cual trabajará en conjunto con ciertos televisores 3D. Nintendo tampoco está ajeno al S3D con su nueva consola portable 3DS la cual brinda efectos 3-D sin la necesidad de gafas 3D.

Gafas 3D: ¿Requisito o impedimento?


En este punto existe una opinión muy dividida entre los usuarios, defensores y detractores con respecto a las gafas 3D (las que se vieron por primera vez allá por 1950), y según sus diversos puntos de vista creo que todos tienen la razón. En lo personal, he visto algunas películas en 3-D y las gafas con el trascurrir de los minutos se van haciendo cada vez más y más molestas hasta el punto de llegar a ser insoportables, perjudicando cualquier mejora a la experiencia visual que brindan; me considero abierto a las tecnologías, pero pienso que debe existir alguna mejor forma de obtener la misma experiencia 3-D sin esas molestas gafas.

AMD, si bien hasta el momento ha decidido apoyar los estándares con Open 3D apoyándose en el consorcio Bluray, también creen en el futuro de Stereo 3D y que llegó para quedarse, pero piensan que las gafas 3D y el costo adicional de los kits son un freno para su adopción masiva. Y viendo el poco éxito de 3D Vision de Nvidia sus comentarios cobran sentido. Microsoft también concuerda con el punto de vista de los de AMD, afirmando que los juegos en 3-D no despegan debido a los costosos aditamentos necesarios para su disfrute, dando por resultado que sean demasiado costosos para el consumidor promedio, concluyendo que consideran una pérdida de recursos el adoptar 3-D en los juegos, y que por el momento se enfocaran al soporte a Kinect en su Xbox 360 Slim.

Si bien Microsoft no planea apoyar a los juegos en 3-D en su actual estado, ello no quiere decir que no crea en el futuro del 3-D y su segura implementación; el grupo de ciencias aplicadas de Microsoft se encuentra desarrollando una tecnología que basándose en la combinación de un lente proyector y una cámara capaz de seguir el movimiento de los ojos, proyecta directamente a cada ojo diferentes imágenes logrando el efecto 3-D, el prototipo por el momento soporta 2 usuarios en modo 3-D y 4 en modo 2D, pudiendo también enviar distintas proyecciones a cada uno de los usuarios, lo que lograría que estos puedan apreciar distintas películas y/o juegos simultáneamente haciendo uso del mismo hardware. Esta tecnología pondría fin a las gafas 3D y a sus inconvenientes asociados, dejándolas obsoletas.

Suena interesante el invento de Microsoft, si logra un precio adecuado y logra una grata experiencia 3-D sin causar ninguna molestia al usuario quizá se imponga ante las actuales opciones disponibles. Sea cual sea el resultado, el 3-D llegó para quedarse, pero al parecer la actual implementación basada en gafas 3D quizá quede en el olvido aún antes de haber despegado, debido a la combinación de los factores expuestos, y ante los anuncios de próximos inventos que mejoran la experiencia simplificando las cosas para los usuarios, es decir, la misma historia que se repite una y otra vez en este cambiante mundo del hardware y tecnologías que nunca dejan de avanzar.