Oscar, el gato biónico

Oscar, el gato biónico

Oscar el gato sufrió un grave accidente en una granja que le hizo perder sus patas traseras. El destino de Oscar podría haber sido andar por la vida con un carrito amarrado al trasero, arrastrando un par de ruedas. Pero el veterinario neuro-ortopédico Noel Fitzpatrick encontró un nuevo remedio para este gato: patas biónicas.

El veterinario sujetó un par de implantes metálicos fabricados especialmente (llamados prótesis intraósea transcutánea) a los huesos de las peludas piernas de Oscar. Los implantes se ven como protuberancias que salen desde la piel del gato, a los que se le agregan unas patitas artificiales al final, que le permiten a Oscar caminar normalmente.

“La revolución con Oscar es que pusimos un pedazo de metal y un anillo en los que la piel crece transformándose en un hueso muy apretado”, comentó Fitzpatrick a la BBC. “Hemos logrado hacer que el hueso y la piel crezcan en el implante y hemos desarrollado una ‘exoprótesis’ que permite que este implante trabaje como un balancín al final de la pierna del animal, dándole un movimiento efectivo y normal”, agregó.

Este método está siendo probado en humanos que han sufrido amputaciones, que serían menos molestas y más efectivas que las prótesis actuales, que se ponen sobre el muñón.

No se ve muy bonito, pero al menos Oscar parece feliz con sus nuevas patitas.

Link: Bionic feet for amputee cat (BBC)