Nada de sexo, que somos astronautas

Nada de sexo, que somos astronautas

Más que tener sexo en el baño de un avión, el logro desbloqueado definitivo tendría que ser tener relaciones a bordo de un transbordador espacial o en la Estación Espacial Internacional. Pero eso no está en la mente de quienes integran una misión espacial, según Alan Poindexter, comandante del Transbordador Espacial Discovery de la NASA.

Cuando fue consultado acerca de la posibilidad de que los astronautas tengan sexo en el espacio, Poindexter declaró con el rostro serio: “somos profesionales. Las relaciones personales no son un asunto (que nos importe). No las tenemos y no las tendremos”.

Así que suponemos que esto hará que quienes pensaban unirse a los programas espaciales para ser los primeros en decir: “yo hice la bestia de dos espaldas allá arriba”, se sentirán un poco defraudados. Claro, también hay que tomar en cuenta que, además de la prohibición velada de parte de Pointdexter, los ambientes de gravedad cero hace que el cuerpo se comporte distinto a cuando está en la Tierra.

Poindexter hizo las declaraciones en Japón, durante una rueda de prensa para hablar de la pasada misión para reabastecer a la Estación Espacial Internacional, en la que por vez primera cuatro mujeres estuvieron en órbita al mismo tiempo, tres en el transbordador y una en la ya citada estación.

En la imagen: James Bond, demostrando que sólo él puede hacerlo como se debe. Extraído de Moonraker, con Roger Moore.

Link No sex please, we are astronauts: NASA commander. (AFP)