Dell vendió equipos malos deliberadamente

Dell vendió equipos malos deliberadamente

por

Y se lo guardaron

Hace tres años atrás, Dell fue protagonista de un grave problema que afectó a sus clientes, quienes no tardaron en entablar las demandas correspondientes, revelándose recién ahora los documentos asociados a este movimiento y dejando en evidencia todo lo que pasó entre el año 2003 y el 2007. La historia es la siguiente.

Dell Optiplex GX620

A partir del mes de mayo del 2003 hasta julio del 2005, Dell vendió computadores modelo OptiPlex a varias empresas e instituciones, por un número que se aproxima a las 11.8 millones de unidades. Pero resulta que estos PCs venían con un gran defecto: los capacitores de las placas madres, fabricados por la empresa Nichicon, fallarían irremediablemente en un plazo máximo de tres años.

Dell estaba consciente del asunto, sin embargo, no dejaron de vender los equipos, a pesar de que todos dentro de la compañía sabían del problema, acallando lo que sucedía a través de comunicados que decían: “Necesitamos evitar cualquier tipo de lenguaje que indique que las placas estaban malas o que tenían problemas”.

Es así como inevitablemente los OptiPlex fallaron en la fecha prometida y todos al mismo tiempo. Empresas clientes como AIT, que otorga servicios en Internet, se vieron afectadas e hicieron una demanda el año 2007 por cerca de dos mil computadoras dañadas que la compañía había adquirido a Dell, haciéndolos perder millones de dólares.

¿La respuesta a la demanda? Dell argumentó que AIT estaba usando los PCs “en un espacio muy confinado”, pasándoles la responsabilidad del problema a sus clientes. ¿La solución? Ofrecer nuevos equipos para vendérselos a un precio mayor que el de las OptiPlex.

Actualmente el fallo del caso sigue pendiente, sin embargo, muchos clientes que compraron a Dell podrían tener equipos deficientes y potencialmente peligrosos, puesto que un problema en los capacitores puede desencadenar un incendio.

La Universidad de Texas también fue víctima de este escándalo, aunque recibieron una respuesta mucho más simpática por parte de Dell para explicar la pérdida de datos y computadoras: la universidad habría sobrecargado a las máquinas al hacerles realizar operaciones matemáticas demasiado complejas.

Finalmente, ha trascendido que los malos capacitores Nichicon no llegaron únicamente a Dell, sino que HP, Apple, ASUS y MSI también los habrían recibido, generando problemas similares que sin embargo, fueron solucionados de mejor manera y rápidamente por dichas empresas, a diferencia de los amigos en Dell.

Link: Suit Over Faulty Computers Highlights Dell’s Decline (NY Times)