Cirque Du Soleil presenta Kinect para Xbox 360 [E3 2010]

Cirque Du Soleil presenta Kinect para Xbox 360 [E3 2010]

Danza, música, actuación y movimiento

El evento iniciaba a las 8 pm, tiempo de Los Ángeles, y nosotros habíamos llegado a las 6pm, según esto para estar ahí temprano. Error, la fila para entrar al Galen Center ya estaba larguísima. Para matar tiempo, nos pusimos a contar anécdotas de otros eventos y de E3 anteriores, pero durante la plática nos percatamos que nuestras pulseras, las cuales nos garantizaba la entrada al evento, eran de color verde, mientras que la del resto de los enfilados era naranja. Oh, preocupación.

Los bailarines del Cirqu Du Soleil, quienes enmarcaban la entrada al recinto, danzaban al ritmo de los tambores. Cuando estuvimos frente a ellos descubrimos que los brazaletes verdes nos llevarían un área exclusiva de la presentación. En una antesala, antes de llegar a nuestros lugares, nos pidieron que nos pusiéramos unas túnicas blancas con hombreras; imagínate una bata de Walter Mercado pero pálida y dos veces más chicas.

Al llegar al escenario, nos dimos cuenta que nosotros estaríamos sobre él. Bueh, no era el escenario clásico de teatro, pero si una gran explanada en la que los acróbatas y actores paseaban entre nosotros. El ambiente selvático se percibía desde sus vestimentas, hasta las gráficas de follaje verdoso que se proyectaban en tres pantallas.

Dríades, duendes e inclusive gorilas andaban de un lado para otro, interactuando con los asistentes y haciendo gala de su agilidad al realizar espectaculares piruetas. Sin embargo, la espera fue excesiva, lo que hizo que más de uno empezara a desesperarse. A eso agrégale que estábamos de pie, así que los pies, piernas y espaldas empezaban a cobrar la factura. Es más, por ahí andaba Tomonobu Itagaki, creador Ninja Gaiden, quien se aventó unos bostezos de campeonato.

Por fin las luces se apagaron e inició el espectáculo. Un sillón suspendido en el aire, en el que estaban sentados padre, madre e hijo, bajó para que el niño pudiera llegar hasta el frente del escenario, donde un chamán los esperaba. Una extraña esfera verde (¿notan un patrón?) fue pasada entre los asistentes, pero, eventualmente, llegó al niño.

Los duendes presentaron al niño ante el chamán, quien ordenó que lo llevaran al otro extremo de la sala. Tras unos momentos, el pequeño regresó montado sobre un elefante mecánico mientras una voz narraba la histórica relación entre los humanos y las máquinas. “¿Qué tal si la evolución de la interacción entre los humanos y las máquinas son los humanos mismos?”, preguntaba la voz, al mismo tiempo que el niño llegaba a las rocas que simulaban una montaña.

Cada uno de los tres peñascos mostraba un juego que requería un mando para ser controlado. Al llegará al último peldaño, una avatar del infante apareció en la pantalla, el cual respondía a sus movimientos. Sin embargo, si observabas con cuidado, podías apreciar que era el niño quien imitaba los movimientos de su representación virtual; el video estaba actuado y no sucedía en tiempo real, algo que se uso en todas las denostaciones del evento.

En lo alto de la montaña simulada, la última roca se convirtió en la clásica esfera gris con la equis de Xbox, lo que provocó que las hombreras de nuestras túnicas se iluminaran de color verde. En la cúspide se abrió una ventana a la habitación de una familia que se puso a jugar con Project Natal, ahora conocido oficialmente como Kinect.

Fue a partir de ahí donde empezó la presentación de los títulos para Kinect de las que ya hablamos en Niubie. Todos, como eran de esperarse, enfocados al jugador casual. Tal vez el único juego que podría librarse de ser catalogado como tal fue uno de Star Wars, donde un actor simulaba ser un Jedi; pero el video aún se veía como algo conceptual, no como un juego en sí.

Varias presentaciones duraron más de lo debido, como la de la competencia entre un equipo de niños contra niñas, el de Wii Fit Tai Chi, y el juego de baile que usó Hella Good de No Doubt para poner a danzar a los actores. Aunque lo mostrado sin duda será atractivo para el no jugador o el jugador casual, dudo que algún hardcore se interese sinceramente en alguno de los títulos.

El evento concluyó con un montón de cubículos representando las salas de diversos hogares, denotando la participación familiar y a distancia a través de Xbox Live. Sin duda, Kinect promete cambiar la forma en la que se juegan algunos títulos, pero no creo que sea algo para mí o para ti.

Link: E3 2010 en Niubie