Xerox ColorQube 9201

Xerox ColorQube 9201

por

Una multifuncional pensada para las grandes empresas instalada en nuestras oficinas, un desafío para CHW y un reviewer que lo aceptó. Todo eso y mucho más en el siguiente análisis.

Con ocasión del Día de la Tierra, Xerox lanzó en Chile su modelo ColorQube serie 9200, una “impresora” muy especial.

Le he puesto comillas a su condición de impresora porque es mucho más: funciona también como fax, scanner y fotocopiadora, se conecta por USB, y Ethernet y lo más interesante de todo, es que recupera un concepto que no es exactamente nuevo pero sí novedoso por lo infrecuente: el uso de tintas de estado sólido, verdaderos panes de cera iguales a los crayones que uno usaba en el colegio.

Fuimos invitados al lanzamiento y en una de esas salió la interrogante que hoy nos convoca: ¿Es capaz CHW de analizar un producto como este, una impresora de USD 20.000?

“No creo que sea posible”, dije yo “porque para analizar una impresora necesitaría usarla por algunos días y hacerme una idea concreta que no puedo adquirir con revisarla un rato”.

Lo siguiente fue digno de una historia surrealista. Llegó un camión a nuestras oficinas cargado con la impresora y cuatro técnicos que no sabemos cómo se las ingeniaron para subirla hasta el cuarto piso en un ascensor donde caben con suerte tres personas. Pocos minutos después habían hecho el milagro y luego un señor de Xerox vino, la conectó a la red y la dejó lista para funcionar mientras nos explicaba algunos aspectos interesantes, todo lo cual me preocupé de registrar en video.

“Esta bocota mía”, pensé “ahora estoy obligado a revisarla”. Y eso hice.