Las razones de Canonical para licenciar H.264

Reproductor de medios integrado con la red

Canonical y Ubuntu han dado bastante que hablar estos días, tanto por el reciente lanzamiento de Ubuntu Lucid Lynx como por lo que vendrá a futuro en Maverick Meerkat.  En esta ocasión, vuelven a aparecer en las noticias pero por otro asunto que también está en plena discusión: Los codecs de video y sus problemas de licenciamiento y patentes.

El codec H.264 ha estado bastante presente en las últimas semanas por tratarse de uno de los candidatos a convertirse en el estándar de facto para el soporte de video con HTML5. Incluso Microsoft aprovechando la situación declaró que sólo soportará H.264 y nada más.  ¿Donde está el truco? Licenciar H.264 es bastante caro y sus condiciones de uso no dan ninguna garantía de que se pueda usar con tranquilidad en el futuro, por otra parte las distribuciones libres no podrían incluir soporte para H.264 a menos que de alguna forma el usuario pudiera pagar por su uso, por lo tanto si HTML5 se estandariza sobre H.264 las distribuciones de Linux de libre descarga no podrían reproducir sus videos.

Por eso muchos se sorprendieron al ver que Canonical aparecía entre las empresas que poseen licencias para utilizar H.264, para algunos esto podía ser interpretado como una forma de apoyar una estandarización sobre ese codec.  Incluso las teorías de conspiración podrían ir más alla si uno se pone paranoico (no, no atizaré el fuego sobre eso).

Como se había levantado polvo sobre este asunto, Canonical explicó de qué se trataba el licenciamiento, y este tiene que ver con las versiones de Ubuntu que se distribuyen incorporadas por OEM’s en sus equipos, como Lenovo, ASUSTek, HP, Toshiba, Samsung y por supuesto, Dell.

Si un usuario compra un equipo con Ubuntu pre instalado, el OEM tiene la opción de obtener los derechos de incluir productos y licencias para algunos paquetes propietarios a través de Canonical.  De esta forma, el OEM puede incluir un sistema completamente funcional con Adobe Flash, Acrobat, los codecs de Fluendo, RealPlayer, reproductores de DVD y otro software propietario, en este caso los codecs H.264 gracias al licenciamiento ya mencionado.

Aun así, eso no significa que si el sistema viene preinstalado, esté ocupando una licencia de H.264, porque el OEM puede optar por no incluirla.  Chris Kenyon, encargado de los servicios para OEMs en Canonical dice:

Un OEM decide qué software y codecs adicionales quiere incluir, incluso hasta cuantos canales de audio Dolby quiere soportar.  El asunto puede ser complicado ya que algunos componentes (como las unidades de DVD) vienen con software y licencias de codecs ya incluidas.

Si bien Apple y Microsoft harán todo lo posible por estandarizar sobre H.264, inventando argumentos o aplicando viejas tácticas de FUD, empresas como Google son un fuerte contrapeso y deberían ser los más interesados en mantener internet libre de trabas legales, sobre todo si están interesados en sacar adelante su sistemas operativos basados en Linux.

En esta ocasión al menos, junto a Google, Canonical sigue en este lado de la cerca.

Links:
Canonical clarifies its H.264 licence (The H-Open)
Microsoft attempts to defend his H264 Position, Fails (OS News)