Freaking Inkies [NB Labs]

Esta vez nos encontramos con uno de esos juegos en el App Store de iTunes que no sólo requiere un buen manejo con el acelerómetro sino también algo de neuronas si planeas marcar algún récord. Se trata de Freaking Inkies, el primer juego desarrollado por Atakama Labs, empresa de la cual pueden saber más detalles en el artículo de la revista Qué Pasa, o en su propio sitio web. Para hacerles la tarea, sí, son latinoamericanos y este es uno de tantos juegos casuales que planean sacar.

Está disponible en el App Store por USD$2,99, pero hay una promoción hasta hoy, Lunes 3 de Mayo del 2010, para adquirirlo por USD$0,99.

Un poco de traumas

Sí, otro juego que está relacionado con Plus+, la red social de videojuegos que, como varias otras que ofrecen casi el mismo servicio, ya tienen fecha de caducidad. Les refresco la memoria: Apple y GameCenter para iPhone OS 4. No tengo idea si seguirá esa red social a la par de GameCenter, pero probablemente cierre sus puertas tarde o temprano o ofrezca alguna opción de pasar todos esos logros a lado Apple de la fuerza.

Este es el libro que juega Chuck Norris.

Al instalarlo me encontré con bugs muy molestos que me quitaron bastante tiempo en resolverlos. El primero fue relacionado con la instalación: después descargarlo, no podía jugar más que el tutorial ya que el Libro 1 estaba misteriosamente bloqueado. Ni idea si se corrompió la instalación o qué se yo, pero tuve que borrarlo y descargarlo de nuevo.

El segundo bug fue respecto al “Libro -1”, que aún permanece después de arreglar la instalación, el cual al seleccionar termina por botarme al SpringBoard (el “escritorio” del aparato del Jobso). No sé si les pasará a ustedes, si es un error generalizado o aislado, pero a mí me pasó.

Pintando el mono

Ahora que sí pudimos jugar, les cuento de que se trata. Básicamente debes eliminar a unos pequeños monitos llamados “Inkies”, los cuales se diferencias por forma y colores, inclinando el iPhone / iPod Touch y ajustando la mira para dispararles pelotas de su color correspondiente. Para seleccionar el color a disparar, hay 3 botones a cada lado: rojo, amarillo y azul. Dependiendo del Inkie, tendrás que presionar con ambos pulgares dos botones del mismo color, o bien, si el Inkie es de color verde, morado o naranjo, hacer la correspondiente mezcla con los botones en cada lado. Pero no te harán la vida fácil, porque tienden a saltar por todas partes, esconderse detrás de otros y escudarse.

Lo bueno entre cada carga de capítulo se calibra automáticamente, pero el proceso es fácilmente opacado por la instrucción indicada: colocarse en “posición cómoda”. En realidad debería decir “lo más horizontal posible”, porque lo primero que hice fue ponerme a jugar en la cama mientras tenía el aparato de forma vertical y frontal. Intenté jugar así pero el acelerómetro respondía mal y no podía llegar ni a la esquina. Una simple frase puede cambiar bastante la respuesta de Freaking Inkies si no entiendes cómo funciona el acelerómetro del teléfono en este tipo de juegos.

Menos mal que no me hacen dividir por cero.

Los escenarios son diferentes como también la mecánica de juego. En algunas partes estarás defendiendo cerebritos o botes de pintura de olas de Inkies por todos lados, en otras deberás eliminar o cuidar un número determinado de Inkies, disparar en la oscuridad, Simón Dice, etcétera. Existen varios modos de juego esparcidos por cada capítulo de cada libro, algunos mezclados, y que aumentan de dificultad a medida que avanzas. Parece bastante para entretenerte, sin embargo te podrían aburrir rápidamente ya que se repiten muy a menudo.

No te preocupes si te da por pasar a una llamada o poner otra aplicación, no hay problemas en ese sentido ya que Freaking Inkies guarda el capítulo donde estabas jugando. Sin embargo algunas veces no guardó, ni idea porqué, pero pasó.

Cuando se trata de los libros, hay 17 y cada uno de ellos se puede terminar en menos de 10 minutos sin contar que tienes 3 vidas para volverlo a intentar en cada capítulo (antes de empezar el libro de nuevo). Así que hay bastante tiempo para jugar, pero no te extrañes si sientes que se torna demasiado repetitivo.

El modo libre es simple: mata todo lo que puedas en el tiempo determinado, lo que es útil para hacer marcar récords y presumir con tus amigos en Plus+ o con quienes les prestas el aparato. También hay integración con Twitter y Facebook, pero con este último tengo el problema de  “Application Unavailable“, Einstein sabrá porqué.

El apartado audiovisual es interesante pero nada de otro mundo para exclamar. Digo “interesante” porque fácilmente puedes notar cómo queda el firmamento después de disparar tanto, lo que afecta en el juego al significar mayor confusión y menor definición para los inkies – de tanto disparar terminarán por confundirte bastante. De todos modos, ese es el gran desafío que te presenta el juego. El sonido es quizás es uno de los puntos más bajos de todo. Le harías un favor a tus oídos el apagar los efectos de sonido o todo el audio; los Inkies se oyen algo molestos y lo peor de todo es que no hay ninguna opción para habilitar el sonido del iPod. Es casi imperdonable en este tipo de dispositivos cuando la música o los efectos son, por lo menos, no muy agradables.

Así pinta el asunto

En resumen, tenemos un juego de doble filo: o se torna adictivo o se pone aburrido. Es algo repetitivo al fin y al cabo lo que seguro deja a un público olvidándose del App cerca de la mitad de la biblioteca, sumergido y olvidado en iTunes, mientras otros se hacen adictos hasta llegar al modo desafío para liberar tensiones, especialmente si les gusta dispararles a cosas que saltan por todos lados. Si quieren eso último, no lo duden, en Freaking Inkies van a tener bastante diversión.

No hay que negar que el juego innova en ciertos sentidos de la mecánica de juego principal, sin embargo algunos descuidos en otras áreas opacan el resto del juego. Al precio normal le restaría un dólar por lo menos.

Lo imperdible

  • Entretenida mecánica de juego
  • Interesantes gráficas a medida que progresas disparando
  • Puede convertirse en algo adictivo
  • Varios modos de juego
  • La red social Plus+

Lo impresentable

  • Las variaciones de la mecánica de juego pueden hacerse repetitivas.
  • La indicación de “cómodo” debería ser modificado.
  • Varios bugs
  • Audio de los Inkies puede llegar a ser molesto.
  • No hay opción para colocar tu música desde el iPod
  • Integración con Facebook rota
  • Que Plus+ va a chocar de cabeza con el iPhone GameCenter algún día. ¿Cómo pasarás tus logros a este sistema?
Interesante
…innova en ciertos sentidos de la mecánica de juego principal, sin embargo algunos descuidos en otras áreas opacan el resto.”