Día de la Madre: 5 grandes mamás de la ficción

Día de la Madre: 5 grandes mamás de la ficción

Las madres son especiales y todo el mundo tiene una. Sin embargo, es difícil encontrar mamás heroínas en la TV o en la ciencia ficción, aunque en días como hoy uno tiende a pensar que deberían ser reconocidas más amenudo. En este día de la Madre, reunimos esta lista de estereotipos que el cine y la TV nos han mostrado de mamás con distintas características, algunas que quizás vemos en nuestras propias madres.

  • Sarah Connor, la mamá ruda: puede enfrentarse a máquinas viajeras en el tiempo y vivir como fugitiva por años, todo con tal de proteger a su hijo – que en este caso resulta ser el salvador de la humanidad. Aunque quizás no era buena con las palabras y los abrazos, no cabe duda de que Sarah Connor haría lo que sea para evitar que su hijo sufriera daño.
  • La señora Wolowitz, la mamá gritona: a la madre de Howard Wolowitz nunca se le ve el rostro, aunque sabemos que está allí porque no para de gritarle a su hijo. Encaja bien en el estereotipo de la mamá que deben tener muchos geeks que no se van de la casa y coleccionan cómics. Aunque lo reprende todo el día, la señora Wolowitz siempre consiente a su hijo y le da dulces o postres.

  • Marge Simpson, la mamá perfecta: tiene un esposo gordo y flojo y unos hijos que suelen causar problemas y que la andan persiguiendo constantemente. Sin embargo, se las arregla para mantener a la familia unida y llenar de amor la casa. Es difícil no querer a Marge, aunque para apoyar a su familia ha debido dejar de lado muchos sueños, como ser una artista.
  • Mom, la mamá fría y cruel: Mom de industrias Mom es la persona más rica del año 3000 y tiene como marca registrada las palabras “mamá” y “amor”… aunque difícilmente pueda ser su representante. Mom aparenta ser una buena señora hacia el público, pero en realidad es maligna y maquiavélica.
  • Martha Kent, la mamá que adopta: que tu hijo sea un alien no debe ser fácil, y más aún si con un estornudo puede hacer volar la casa. Llevarlo por el buen camino y convertirlo en Superman es un mérito que hay que reconocerle a la señora Kent, porque bien podría haberse transformado en un supervillano con poderes si nadie lo hubiese criado después de aterrizar en la tierra.

Bonus: la mamá hacker

(cc) xkcd