Cómo la vibración y el ruido afectan rendimiento de discos duros [Video]

por

Malas vibras.

Probablemente varios lectores avezados en el ámbito informático y de servidores ya sabrán lo que les voy a contar a continuación, pero los que no, pues aprenderán algo nuevo hoy.

¿Quién no ha echado puteadas maldiciones por el ruido que provocan algunos discos duros en pleno funcionamiento? Pues yo sí, y seguro que muchos de Uds. también, pero sepan que el ruido no sólo afecta al usuario sino también al mismo dispositivo. Pero claro, no a nivel hogareño que con suerte tendremos dos discos duros (en otros casos unos cuantos más), sino en el área de servidores en donde deben tener racks con muchos HDDs.

Resulta que las vibraciones que provocan tal cantidad de discos girando incesantemente a la vez en un rack provocan problemas de rendimiento graves en estos aparatos.

En palabras didácticas de Hitachi, el gigante fabricante de discos duros (traducción libre):

Uno de los mayores problemas de rendimiento para los discos duros es la vibración. Tal como una aguja en un disco de vinilo, el cabezal del disco debe seguir una delgada pista de datos para poder leer (o escribir) información.

Perturbaciones físicas pueden lanzar el cabezal fuera de la pista y causar un retardo mientras el actuador se reposiciona. En discos duros modernos, balanceados, la vibración normal no lo afecta en absoluto, sin embargo, el movimiento circular y la vibración rotacional (como podría ser en un rack de discos muy grandes) puede causar serias interrupciones en el funcionamiento. La caída de rendimiento en estos casos puede ser enorme.

Pero se está trabajando para solucionar esto. En un estudio realizado por Julian Turner, los racks normales fueron reemplazados por uno realizado de fibra de carbono especializada, el AVR-1000, diseñado para disipar las vibraciones de un amplio rango de frecuencias y las conclusiones fueron elocuentes, el incremento del rendimiento en la lectura aleatoria aumentó entre un 56 a 246% y un 34 a 88% en las escrituras aleatorias. Las lecturas y escrituras secuenciales, eso sí, tuvieron un incremento bastante menor.

Parece buena hora para que los discos SSD se masifiquen.

Ya lo saben, jamás le griten a sus discos rígidos porque pueden desatar su furia y tirarse a huelga, tal como lo hacen los del video a continuación:

Link: Bad, bad, bad vibrations (ZDnet vía Gizmodo)