Chile: Gobierno prepara sistema de alerta de emergencia a través de móviles

Así NO serán las alertas.

El Gobierno anunció hoy una serie de medidas para mejorar el sistema de telecomunicaciones en caso de emergencia, después del caos vivido en las líneas telefónicas tras el terremoto del 27 de febrero en Chile.

La principal novedad es un sistema de alertas a celulares, que informarán a las personas que estén en las zonas afectadas respecto a lo sucedido y cómo proceder. Por ejemplo, en caso de que exista riesgo de Tsunami, la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) enviará un SMS a todos los celulares de la zona en alerta, informando la situación, de manera que los ciudadanos puedan tomar acciones al respecto.

Este sistema ya se usa en Estados Unidos para alertar sobre huracanes y en Japón en el caso de los maremotos. La Onemi será la encargada de enviar los mensajes, y su director, Vicente Nuñez, aseguró que la coordinación con servicios como el SHOA, Conaf y otros organismos mejorará para estar a tiempo con estas alertas.

Por supuesto, este sistema no funciona si las líneas colapsan. Al respecto, la autoridad ha propuesto las siguientes medidas:

  • Triplicar la capacidad actual de las redes de celulares para enviar y recibir SMS. Se pone énfasis en los mensajes de texto, lo que va ligado con una campaña para incentivar a las personas a no llamar por teléfono, sino que preferir los SMS para avisar cómo están.
  • Aumentar la autonomía energética de las antenas celulares para que no dejen de funcionar. Se han establecido 400 puntos prioritarios en que las antenas deberán tener 48 horas de autonomía con generadores, mientras que las demás antenas comerciales deberán contar con autonomía de entre 2 y 4 horas.
  • Exigir a las empresas los mismos estándares de calidad de servicio que los países más desarrollados, con normas más estrictas y mejor fiscalización. Este punto debe pasar por el Congreso a través de un proyecto de ley, que según la autoridad será presentado “a la brevedad”.

El ministro Felipe Morandé aseguró que el objetivo es que “ninguna persona quede con una calidad de servicio de telecoms inferior a la que tiene una persona de un país desarrollado”, y que estas medidas “no implican grandes inversiones que vayan a traer como consecuencia un alza en la tarifa que pagan las personas por el servicio”.

Ninguna de las medidas apunta a aumentar la capacidad de la red de telecomunicaciones para cursar llamadas (“no es el objetivo en el corto plazo”, señaló Morandé), por lo que en caso de emergencia lo más probable es que llamar por teléfono siga siendo igual de imposible que ahora. Sin embargo, los SMS deberían funcionar sin que colapse la red, sobre todo si las personas los prefieren en lugar de las llamadas, ya que son mucho más fáciles de transmitir.

El sistema recién entraría a funcionar entre fin de año y el primer semestre de 2011, así que por el momento no tendremos grandes cambios. El ministro, sin embargo, aseguró que ya ha habido mejoras en la comunicación entre el gobierno y las empresas de telecomunicaciones para tener mayor información respecto al estado de las redes.

Link: Subtel