Alan Wake [NB Labs]

Alan Wake [NB Labs]

Nuestra reseña completa de uno de los mejores para Xbox 360...

Hacía tiempo que no escribía acerca de un juego que haya causado tanto revuelo desde su anuncio inicial hasta los años que tomó que saliera al mercado, sin contar sus brillantes trailers, su inesperada ausencia en PC hasta sus gráficos, si es o no HD o si los rostros están bien. Alan Wake ha generado atención mediática digna de los lanzamientos AAA. Hoy, con juego en mano y después de mucho esperar trataremos de responder la pregunta del millón de MS Points: ¿Valió la pena esperar?

Wake, Alan Wake

El personaje principal es un escritor de novelas que, después de un bloqueo creativo se dirige al lejano pueblo de Bright Falls buscando inspiración para su siguiente trabajo, tranquilidad y olvidarse de la presión de su rutina. Al poco andar, su esposa desaparece, lo paranormal entra de golpe y un gran misterio comienza antes de que nos demos cuenta.

El modo de juego -insisto, siendo muy simplista- luce similar a Silent Hill 2 donde Alan en base a luz y a disparos (con un agil motor de combate) intentará abrirse paso en un pueblo donde las noches no tienen sentido aparente. La historia y el estilo narrativo demuestran que el ‘cómo’ prevalece al ‘qué’; no es el cuento más original del mundo, pero la manera en que está narrado Alan Wake es gran parte de su atractivo; engancha rápidamente, tiene una excelente primera mitad cuyo ritmo es trepidante y, gracias a su excelente sentido de tensión y de misterio, se desmarca de varios juegos aparecidos en esta generación utilizando su libreto como una efectiva y poderosa arma. La tensión es el estado más común al jugar Wake y el segundo es estar a la defensiva. Los sustos que este juego da son efectivos, en gran medida, gracias a su gran capacidad de enervar a través del ambiente, de un inteligentísimo uso de la música y los sonidos y a la palpable soledad de sus oscuros escenarios.

El juego -cual serie de TV- está dividido en episodios (6 en total) y -otra vez, cual serie de TV- cada uno de ellos termina con un repentino e intrigante final. Piensen en lo que trató de hacer Alone in the Dark (2008)…pero aquí sí está bien hecho y funciona. La sensación de TV show logra convencer, está integrada con excelente naturalidad y en su ayuda acuden excelentes canciones para el cierre.

La narración acompaña el tono novelesco del juego: Alan narra lo que sucede tal y como si todo ya hubiese sucedido y formase parte de un libro, recordando el contexto literario y sonando muy acorde al tono del juego y -sobretodo- del señor Wake. Además la narración está a cargo de los personajes secundarios del juego al interactuar con ellos, haciendo rápido, fluido y versátil. Por otro lado -y tal como sucedía en el buen Max Payne- el ambiente es por sí sólo todo un show: un programa de radio contextualiza a Alan acerca de lo que sucede en las noches del pueblo y Night Springs se roba la película parodiando los clichés del género con pequeñas narraciones a lo Dimensión Desconocida (Twilight Zone). Incluso incluye chistes que hacen referencia a Remedy, su gente e incluso sus juegos anteriores (pongan oreja, puede que escuchen al buen señor Payne complementando su historia: ”pasaron 13 años…”).

Sub HD – True HD – Sub HD – True HD – Sub…

Los gráficos de Wake desde hace un tiempo han estado en el centro de la polémica. Humildemente, da lo mismo: Alan Wake luce espectacular. La naturalidad de los escenarios es notable, los ambientes están muy bien logrados y son altamente efectivos, las texturas -en general- lucen muy bien, las animaciones poseen una envidiable credibilidad y los efectos de luz y sombra sencillamente se quedan con el show. El juego luce todo lo que tiene que mostrar cuando cae la noche en Bright Falls y, aunque a veces el motor visual cae en deficiencias de frame rate, solo llegan a ser un detalle y no todo un problema.

El sonido está casi partido en 2. Por un lado tenemos todo lo que a audio, efectos, sonidos y banda sonora se refiere; la música es toda una herramienta de crear tensión, los sonidos de la nada no hacen más que aumentar esa sensación y todo atenta en contra de la tranquilidad del jugador. Por otro lado, las voces en inglés están muy bien, cumplen su labor y suenan cristalinas como ellas solas. Lamentablemente, las voces en español latino (made in Mexico) son buenas pero no llegan a la efectividad de las voces gringotas o al tino e intensidad de lo logrado con la traducción y doblaje de Gears of War 1 y 2. No cuentan con el mismo nivel de inspiración a pesar de estar por sobre la norma y -como dije en el ‘A Primera Vista’- es imposible hacerse el loco con la voz de tu agente: suena a Shrek, te recuerda a Shrek y de hecho diría que es Shrek. Eso, estando en Bright Falls, desconcierta a cualquiera. No sé si quedará en la versión final (ver PD).

Los controles no son nada de otro mundo y hacen lo que deben hacer: los botones están bien mapeados, las reacciones son instantáneas y ayudan a que la experiencia sea fluida. El problema está en las posibilidades de Wake: cuenta con armamento limitado, movimientos limitados y un salto limitado y derechamente feo. El abanico de movimientos de Alan no resulta ser un problema en sí, pero lamentablemente nunca explota su potencial y da la impresión de que se quedaron sin ideas -además que guardar tus armas para momentos importantes sirve de poco y nada; el juego eventualmente te las quitará-.

En el ‘A Primera Vista’ leí mal la dificultad de Wake. En los 30 minutos que tuvimos para echarle un ojo, todo parecía indicar que la dificultad estaba un poco desenfocada. Tenía la razón, pero no como creí: Wake es relativamente fácil, tiende a ser muy generoso no será ningún desafío para quienes tienen varios años de circo en los survival horror. Tal y como han aconsejado varios sitios, me sumo: quienes tengan experiencia en el género, jueguen en Hard a la primera, con ello disfrutarán de un desafío más acorde a sus capacidades, más entretenido y con el nivel de urgencia que el guión del juego requiere y se merece.

The problem of being A.Wake

Alan Wake es un gran juego tanto narrativa como técnicamente pero dista de la perfección. No hay grandes cambios a lo que pensamos después de jugarlo por primera vez hace ya una semana, pero si notamos los detallitos que hace 7 días atrás pasaron como ‘pequeños’ o simplemente se nos escaparon. Como ya hemos comentado, los rostros son uno de los puntos flojos del juego; no son malos pero contrastan con la gran naturalidad del resto de las visuales, no encajan con el nivel de detalle de los escenarios y las animaciones y hieren al resultado gráfico final. La cámara se comporta relativamente bien pero a ratos simplemente pierde su norte, estorba y podría haber quedado mejor.

Por otro lado, los enemigos no son muy variados. Su diseño es simple y efectivo, pero esta simpleza comienza a aburrir y queda en manifiesto al avanzar y encontrarte con rivales tan similares. Además sí, sabemos que Alan es un escritor y no un aventurero, pero sus limitadas capacidades y sus pequeños pulmones nos recuerdan eso demasiado seguido.

El libreto y la ambientación de Alan Wake son uno de sus pilares, como también su falta de constancia es su peor pecado. El juego siempre juega con la tensión y la intriga pero estos elementos se van gastando y perdiendo vertiginoso ritmo a medida que la historia avanza. Tiene un buen factor sorpresa, pero se va desinflando con el pasar de los episodios y -como buen misterio tipo TV- varias de las preguntas son más interesantes que las respuestas que nos dan.

El problema que tenga 6 capítulos es que uno queda con ganas de una serie de temporada completa y debes conformarte con una miniserie de 6 partes. Los rumores de hasta 16 horas de modo historia las aterrizaría a unas 6 a 10 realistas horas de juego. Están los logros, los variados niveles de dificultad y los ítems coleccionables -que por cierto adornan y complementan de gran manera la narración- pero queda la sensación que el juego pudo haber sido más largo. Están en camino algunos capítulos a modo de DLC, pero eso ya es extra. Finalmente, los auspiciadores están puestos de una manera tan invasiva que resultan un poco molestos.

Alan Wake un juego que a veces roza lo solemne y lo notable; a veces parece que detalles quedaron algo a medias y a veces parece estar muy cerca de cumplir con lo que el hypeometro marca en base a su gran y atrapante carisma. Tiene una ambientación fantástica, una gran orquestación de elementos en pro de la intriga, de la tensión y a más de algún susto. Su nivel técnico y visual es destacado pero detalles como los rostros, la cuestionable HD -aunque pasa prácticamente desapercibido-, la limitada variedad de enemigos y el superable nivel de las voces en español latino terminan quitándole porotos.

Después de años de trabajo, Remedy logró armar un juego tan ambicioso cuyo principal pecado es no cumplir a cabalidad todas y cada una de las enormes promesas realizadas a los jugadores. Es sin dudas uno de los mejores juegos de survival horror de esta generación, una bocanada de aire fresco a este género, un juego con un potencial enorme que sufre de la suma de lo que pudieron haber hecho y de un montón de pequeños ‘peros’. A pesar de esto, Alan Wake es un juego altamente recomendable, cumplidor, envolvente, que atrapa en base a su atractivo libreto y a su trepidante narración. Tiene todos los elementos necesarios para quedar enganchado: misterio, intriga, sustos, frases para el bronce, guiños a realidades alternativas y a profecías nefastas. Ideal para fans de Stephen King, David Lynch, Lost (Perdidos), Fringe, Twin Peaks, Twililght Zone y Los Archivos X.

En el ‘A Primera Vista’ lo clasifique como un juego que estaba muy cerca de ser el batacazo que Microsoft y Remedy deseaban que fuera y, honestamente, eso es Alan Wake. Un juego sólido que estuvo muy cerca de cumplir con todo lo prometido, que es recomendable sin lugar a dudas pero que prometía oro y terminó siendo plata. Cerca, muy cerca…

PD: Por cierto y como anécdota, la copia que nos pasó Microsoft está en español europeo y la del evento de preview del juego estaban en español latino. Honestamente no se cual quedará en la versión final americana pero ambas son correctas (jugadores europeos no tiene de qué temer; cumplen bien) aunque no llegan a ser memorables.

PD2: Le pasó a Harry Mason, a James Sutherland y ahora a Alan Wake. Vístanse como ellos (los 3 compran su ropa en el mismo lugar) y tomen un bus a algún pueblo lejano…no les aseguro que vuelvan con vida.

Lo Imperdible:

  • Excelentes gráficos y efectos de luz
  • Notable narrativa y cautivante historia
  • Ágil sistema de combate
  • Excelente ambientación
  • Referencias a Max Payne (para los fans de Maximiliano Dolores)

Lo Impresentable:

  • Corta duración
  • Salto feo
  • Poca variedad de enemigos
  • Mejorables rostros y trabajo de faciales
  • Torpe cámara
Muy Bueno
…un juego altamente recomendable, cumplidor, envolvente, que atrapa en base a su atractivo libreto y a su trepidante narración.”