Adobe prepara una mejora del streaming de Flash, pero añadirá DRM

Adobe prepara una mejora del streaming de Flash, pero añadirá DRM

Click para ampliar

A menudo los usuarios nos encontramos con que los vídeos en streaming nos van a trompicones, y eso es debido a que, aunque no siempre, el ancho de banda que se requiere para poder tener una visualización fluida no está disponible.

Al margen de que teóricamente esto depende en gran parte de las operadoras proveedoras de servicios de internet, parece que Adobe ya está trabajando en una solución en este sentido, y que tienen ya muy avanzada… pero con un importante matiz. La han bautizado con el nombre de Flash Access 2.

Preparado para integrarse en servidores Linux y Windows, Flash Access 2 adapta automáticamente el bitrate de los vídeos a partir del ancho de banda disponible en el momento de la reproducción. De esta forma, se consigue una calidad de imagen y reproducción acorde con el ancho de banda disponible, lo que implica que con un bajo ancho de banda la calidad del vídeo puede ser mas bien mala.

Da la sensación de que es lo mismo que hace el iPad con 3G de Apple: los vídeos se adaptan al ancho de banda disponible al usar este tipo de conectividad, pero el resultado es que la calidad es muy mala si se compara el mismo vídeo en streaming, pero con el iPad conectado a una red Wi-Fi. En el caso de la tecnología de Adobe hay algo que llama poderosamente la atención, y que seguro que traerá muchos dolores de cabeza: Flash Access 2 vendrá protegido con DRM.

Algunos de los sistemas de protección y gestión de derechos digitales que no hace mucho todo el mundo daba por muertos, se implementarán en Flash Access 2. Se dieron por muertos porque simplemente, casi todos han terminado abandonados por parte de los propietarios de derechos.

Se vaticina que si bien la visualización podría ser completa en un monitor, la salida de la señal de vídeo estaría bloqueada. Otra posibilidad es que este sistema solamente funcione en aparatos y marcas muy específicos, lo que implica dejar de lado a muchos usuarios actuales, por no decir todos, ya que las especificaciones actuales no han sido adaptadas por la mayoría de fabricantes, por lo que la implantación, si se diera el caso, no sería de la noche a la mañana.

Lo cierto es que si los “claroscuros” de Flash Access 2 se adaptan más en forma de identidad digital que no de protección puede ser una muy buena herramienta para que los vídeos con derechos de autor que se escapan del control de sus propietarios puedan ser rastreados hasta su fuente original. Pero si por otra parte se implanta tal y como está concebido literalmente, el sistema va a morir antes de que despegue, por una cuestión muy simple: y es que ningún usuario va a permitir que una discográfica le diga qué aparato utilizar para ver los vídeos de su artista, “propiedad” de la discográfica. Y yendo más allá, ningún usuario va a contratar vídeo bajo demanda, ya sea mediante una compra digital o un alquiler de una película, si no está seguro de que va a verlo en el aparato que él quiera y, sobretodo, con una calidad a la altura de los tiempos que corren. Pasa que el sistema pinta muy atractivo para los gestores de derechos de autor; en fin, ya veremos…

Link: Adobe’s new Flash DRM comes with selective output control (Ars Technica)