[metroimage ids=”38-287058,38-287059,38-287060,38-287061,38-287065,38-287066,38-287067,38-287068,38-287069,38-287070,38-287073,38-287076,38-287077,38-287079,38-287080,38-287081″ imagesize=”large”]

StarCraft II a primera vista [Modo de un jugador]

Jugamos el modo de un jugador en las oficinas de Blizzard...

Cómo hacerle para crear algo que supere a un clásico. Esa dura la tarea es la que se están imponiendo en Blizzard en la creación de StarCraft II, continuación de aquel juego que con 12 años de antigüedad sigue siendo de los más jugados en todo el mundo: StarCraft.

Para asegurarse que StarCarft II supere a su antecesor, Blizzard ha estado liberando una beta del modo multijugador, incluso nosotros ya les platicamos un poco acerca del tema, pero ¿y el modo de un jugador? ¿A poco tendrá modo para jugar en solitario? Nosotros ya jugamos un poco esta modalidad y esto es lo que pensamos.

Fanáticos de StarCraft, agárrense

La emoción me cubría por completo, soy un gran fanático de los juegos de estrategia en tiempo real (RTS) y de las buenas historias. Así que conociendo a Blizzard es que pensé por breves instantes que esta experiencia sería única y que cumpliría con los altos estándares que me he impuesto para este género. Vaya, Blizzard me sorprendió, pues no solo cumplieron con lo que yo esperaba sino que hasta me llevé un par de sorpresas. No puedo soportar escribir esto, sabiendo que no podré jugarlo por un buen rato, pero al menos ya lo probé y el antojo no se me quitó.

Para empezar, fuimos introducidos al universo StarCarft II por medio de unos cinemas espectaculares y en tiempo real. El motor gráfico que ha creado Blizzard esta de ay-no-mames-que-chingón, que para los mexicanos es algo así como increíble, sorprendente, muy bien logrado o la raja. Tal vez todo eso junto. Durante estos primeros minutos, fuimos introducidos en la historia, en donde las acciones giran en torno a Jim Raynor, un mercenario que pelea para liberar a los Terran del emperador Arcturus Mengsk. A lo largo de las primeras misiones, Raynor se verá enfrentado a los Protoss, una raza con tecnologías más avanzadas para el combate; y eventualmente surgirán choques con los Zerg, que en esta ocasión son comandados por la Reina de las Espadas, antigua compañera de combate de Raynor. Es así que el choque de razas da pié para pensar en una batalla que determinará el destino de cada una de las especies. Sea cual sea el desenlace, a lo largo de las 29 misiones, habrá mucho que descubrir pero más importante: porque pelear.

Más de 20 horas de juego

Aunque el juego contará con un total de 29 misiones, solo 16 son indispensables para el jugador y ya dependerá de cada quien decidir si pelea en las misiones no esenciales. Con todo, el juego promete entre 20 y 30 horas de acción, antes de llegar al final. Mi recomendación es jugar cada una de las 29 misiones. Además de lo anterior, el juego ofrece distintas dificultades que van de Casual, para el jugador novato; a Brutal, para el experto y de acuerdo a varios colegas que se aventuraron a jugar esta dificultad, la inteligencia artificial era… brutal.

Después de un par de misiones introductorias, el menú nos presenta nuevas opciones disponibles para visitar en nuestra nave de comando:

El Laboratory o Laboratorio: En donde tendremos a nuestra disposición diferentes recursos para mejorar nuestras tecnologías. Incluso, robadas de Protoss y Zerg, que servirán para crear nuevas armas, vehículos y accesorios para los Terran. Como todo, hay que administrar bien los recursos pues no son infinitos.

La Cantina: Un lugar para tomar bebidas alcohólicas, pero más importante: reclutar mercenarios que luego servirán para ayudarnos en combate. De nueva cuenta tendremos que ser muy cuidadosos de hacer las contrataciones correctas, pues estos mercenarios no trabajan de a gratis.

Hechos nuestros cambios, es cosa de ir al Puente de Control y lanzar cualquiera de las misiones que se ponen disponibles. Es importante mencionar que todo gira en torno a los Terran y salvo en un par de misiones que se supone saldrían más adelante con los Protoss, todo se trata acerca de los humanos. De cualquier forma, el sistema de juego permite introducir a los jugadores novatos o primerizos, con misiones sencillas y eventualmente se va aumentando el nivel de dificultad, los objetivos a realizar y se abren las posibilidades para crear nuestras estrategias.

Conclusiones

Bien dicen que si no está roto, no lo repares. Y Blizzard parece aplica esa mentalidad, pues en realidad este título es muy parecido al primer StarCraft, lo cual es bueno, aunque según sus creadores se están implementando entre un 40% y 60% de cosas nuevas. Nosotros notamos que la IA está mejorada y las opciones de actualización de nuestras unidades en el Laboratorio y la Cantina, abren nuevas posibilidades.

Debemos decir que nos tuvieron que sacar casi a la fuerza para que dejáramos de jugar. Nos faltaba mucho por descubrir y mucha historia por conocer, pero el tiempo era limitado.

Así como están las cosas, pareciera que el modo de un jugador será muy adictivo y con una muy buena dosis de reto. Por desgracia no tenemos fecha definitiva de salida, pero al menos parece que será durante este año cuando por fin le podremos poner las manos encima a este juego que ya lleva alrededor de cinco años de desarrollo.

Link: StarCraft II en Niubie