La historia de como Gray Powell perdió el iPhone 4G/HD

por

CHW True Sillicon Valley Story

Antes de leer la siguiente nota, lo invito cordialmente a buscar un paquete de popcorn y su bebestible favorito, porque estás a punto de presenciar una historia que incluye cerveza, mujeres, sexo, un iPhone 4G y mucha gente en Apple con un facepalm del porte del Gran Cañon.

En la mañana les contamos y confirmamos qué finalmente las imágenes filtradas el fin de semana, eran realmente de un prototipo de la próxima generación de iPhone. Hasta el momento sólo sabíamos que alguien lo había extraviado en algún bar de California y luego “extrañamente” llego a las manos de la gente de Gizmodo. El prototipo ultra secreto del iPhone 4G/HD pertenecía a nada menos que Gray Powell, ingeniero de software en Apple y que trabaja – o trabajaba – específicamente en el iPhone Baseband, rutina que permite realizar llamadas y principal dolor de cabeza de los hackers que intentan hacer jailbreak/unlock.

La historia comienza el día 18 de Marzo en Redwood City, California, cuando Powell y sus amigotes disfrutaban de unas cervezas alemanas en el bar Gourmet Haus Staudt. Todos estaban felices por conocer las bondades del país de Hänsel und Gretel, pero Powell desconocía que la cerveza alemana era TAN BUENA que su cabeza y la impenetrable seguridad de Apple se iría por el WC – por decirlo elegantemente.

Lamentablemente Powell termino tan mal esa noche, que se fue del bar y dejo el preciado prototipo en la mesa. Momentos después un tipo en condiciones bastante lamentables – y que fueron provocadas por el mismo brebaje mágico que hizo perder la cabeza a Powell – encontró el celular al que no le dio mayor importancia pensando que era un iPhone común y corriente. Este tipo – como buen borracho – comenzó a preguntar en las banquillas alrededor por quién era el dueño del iPhone, pero nadie reclamaba el teléfono, así que decidió dejarselo a otra persona para continuar en lo que estaba.

La persona que finalmente terminó con el prototipo en la mano dijo haber esperado bastante tiempo en Gourmet Haus Staudt por sí alguien volvía a reclamar el iPhone, como no pasaba nada, decidió manosearlo un poco, notando nada extraño en el teléfono más que unos códigos de barra en los laterales:

Pensaba que se trataba de un iPhone 3GS, era idéntico […] Intente abrir la aplicación de la cámara, pero ésta se cayo 3 veces

Powell: "No tomo más"

Todo normal en el prototipo, 6 páginas de aplicaciones, ninguna comprometedora. La “afortunada” persona finalmente encontro instalada la aplicación de Facebook y se dio cuenta que estaba logueado con el nombre de adivinen quién, nuestro buen amigo de la cerveza alemana Gray Powell. Finalmente decidió dejar el bar y contactar a esta persona después para devolverle su “iPhone 3GS”.

A la mañana siguiente el buen samaritano se despertó luego de la noche de juerga y se dio cuenta que el iPhone que encontro estaba totalmente muerto, la gente de Apple convirtió en un ladrillo al iPhone 4G remotamente y vía el servicio MobileMe.

[la parte de como llegó de esta persona a Gizmodo está perdida… dicen a causa del mismo brebaje que tomó Powell]

Para finalizar la – sedienta, porque después de escribir voy por una alemana (tambien cerveza) – historia, la gente de Gizmodo se contacto con Gray Powell para devolver el famoso prototipo. Powell parecía algo cansado y aburrido al teléfono, por lo que pensamos que todavía sigue trabajando con Apple.

No me queda más que agregar:

Shit Happens.

Link: How Apple Lost the Next iPhone (Gizmodo)