Google contrata a ex empleados de Apple Google contrata a ex empleados de Apple

Nada más ni nada menos que los responsables del procesador A4.

Google contrata a ex empleados de Apple

por

Nada más ni nada menos que los responsables del procesador A4.

Hace un par de semanas me comprometí conmigo mismo a no escribir más sobre cualquier asunto relacionado con Apple, para variar un poco el repertorio. Iba bien hasta que “la gran G” sale con ésta. ¿Cómo es posible resistirse a la tentación de seguir de cerca la telenovela Google vs. Apple, cuando se pone más candente que nunca?

Resulta que ahora la compañía de Eric Schmidt compró Agnilux, una empresa de la cual, sinceramente, no había oído hablar ni en pelea de perros -aunque pareciera que precisamente prefieren mantenerse con un bajo perfil, y no es que yo sea el único que desconozca la naturaleza de lo que estos individuos hacen-. Aunque -se especula- podrían estar enfocados al rubro de los servidores. Pero lo interesante no es “a qué” se dedican estos muchachos, en todo caso, sino “a quiénes” se dedicaban hasta hace no mucho tiempo.

Agnilux es una empresa fundada por ex miembros de Apple, quienes fueron a dar a la compañía de la manzana una vez que ésta comprara PA Semi, fabricante de procesadores, allá por el 2008.

Sin embargo, los muchachos responsables del relativamente nuevo procesador A4 de Apple, marcharon hace no mucho de Cupertino, siguiendo las huellas de su líder, y fundando la una empresa de manera independiente. ¿Se perdió? La concadenación es sencilla: PA Semi → Apple → Agnilux → Google.

No sé ustedes, pero para mí la adquisición, por parte de Google, no dice relación tanto con el aporte “tecnológico” o “técnico” que Agnilux pudiera ofrecer, sino con un factor “inteligencia” o “información”, mucho más preciado y valorado, a todas luces. ¿Quizá una especie de espías? Tal vez no dé para tanto, pero creo que la situación equivale, prácticamente, a meterte con la ex del tipo que peor te cae, lo que te deja en una posición más que ventajosa a la hora de sacar todos sus trapitos al sol.

Recordemos, por otra parte, que Google ya le había arrebatado a Apple la empresa Admob -dedicada al avisaje en línea- de las manos, lo que incluso motivó la queja pública de Jobs durante la presentación del iPhone OS 4.0. Y ahora, más encima, Google se queda con la empresa que alguna vez estuvo cobijada bajo el regazo del enemigo. O sea, no bastando con que a Apple ya le quitaron la pareja antes del baile, ahora le levantaron a la ex con la que rompió hace poco.

Por cierto, ¿seguirá vigente ese -prácticamente- acuerdo de palabra que tenían Jobs y Schmidt, de no intervenir en ninguno de los nichos de la otra empresa? ¿En qué habrá quedado?

Ahora sólo resta ir por más palomitas de maíz y seguir expectantes ante esta interesante “enemistad”.

Link: Battle Cry? Google Buys Stealth Company Founded By Guys That Spurned Apple (TechCrunch)