Feliz día, Planeta Tierra Feliz día, Planeta Tierra

El equipo de reporteros de CHW celebra el Día de la Tierra homenajeando al planeta con una serie de columnas/reflexiones respecto a los puntos de unión y contraste entre la tecnología y la ecología

Feliz día, Planeta Tierra

por

El equipo de reporteros de CHW celebra el Día de la Tierra homenajeando al planeta con una serie de columnas/reflexiones respecto a los puntos de unión y contraste entre la tecnología y la ecología

Introducción

(por Felipe Figueroa)

Cuando empezamos este sitio hace casi siete años lo hicimos reunidos en torno a una afición que nos consumía a la vez nuestro tiempo libre y nuestros ahorros, pero a cambio nos llenaba de satisfacción: los PCs, sus componentes y las maneras de sacar de ellos el máximo provecho. No eran los juegos ni el aspecto, sino su funcionamiento, la maravilla de la microingeniería aplicada en esas pequeñas calugas de silicio que funcionaban como memorias, procesadores, convertidores DAC, rectificadores de voltaje y en resumen, una cornucopia de componentes que juntos daban vida a un objeto antes inanimado.

Cuando empezamos este sitio, repito, nunca nos planteamos que nuestro hobby se apoyaba sobre una de las actividades más contaminantes para el planeta. Si nos hubiéramos reunido en torno a los juegos hubiésemos sido meramente usuarios de algo que podría calificarse como daño colateral. Si hubiéramos sido modders nos hubiera reunido el amor por la estética y el trabajo manual subyacente. Pero no: nosotros nos reunimos en torno al núcleo mismo, a las galletas de silicio, plástico y metal, sin pensar que así como dentro de nuestros computadores,  hay regiones en el mundo en donde desechos de la industria computacional se apilan en montañas que nunca podrán biodegradarse, llenas de metales pesados y otros tóxicos peores. Sin pensar que en el proceso de fabricación de un PC se genera 10 veces su peso en basura no degradable. Ese es el mal que la electrónica causa al mundo, pero nosotros éramos unos mozalbetes y en realidad vivíamos la vida sin pensar en lo que vendría más adelante, aunque en mi favor puedo alegar que ya en ese momento publicamos una historia (no muy seria, me temo) llamada “El PC Nos lleva al fin del mundo“.

Ahora, tantos años después, ya más viejos y con hijos, uno empieza a preguntarse qué planeta le legará a sus herederos. ¿Quedará algo que legar? La pregunta me asalta a veces antes de dormir, y la única reflexión que me tranquiliza un poco más, es que si bien no hay maneras de revertir el daño ya causado, al menos hay gente trabajando para aminorar la tasa de daño por unidad de tiempo y volumen que le causamos a la Tierra.

En los últimos siete años los procesadores de trabajo pesado han pasado de consumir 200 Wats a poco más de treinta. Muchos notebooks y computadores de escritorio usan procesadores que andan por debajo de los 10W. El público se ha abierto además a usar procesadores no X86 que consumen menos que 1W producto de la tecnología ARM y MIPS. Si antes el punch de marketing era ofrecer el procesador más poderoso, ahora se ha migrado el paradigma para valorizar más bien el consumo por potencia de cálculo.

El tamaño de los transistores también es muy distinto: hace 7 años se fabricaba en 180nm, mientras que hoy ya se está experimentando con el proceso de 22nm. De una misma cantidad de silicio salen, por tanto, más procesadores, por lo que la contaminación volumétrica por unidad es menor.

Constantemente se están investigando mejores materiales para sustituid no sólo los transistores de un CPU, sino las baterías de los notebooks, el sustrato de los PCB, los metales pesados de los contactos.

No digo que por hacer procesadores que consumen menos o son más chicos se vaya a salvar el planeta, pero marcan una tendencia, un esfuerzo por no derrochar energía ni basura a manos llenas. A veces ese pequeño cambio de paradigma basta para mutar el final inevitable en una luz de esperanza. A lo mejor tal como nosotros no éramos conscientes o más bien éramos insensibles al daño de la industria electrónica y maduramos hasta cambiar nuestro punto de vista, la industria electrónica mundial también está viviendo un proceso que la lleva desde una irresponsable adolescencia a una adultez sustentable. Falta para eso pero ojalá que lleguemos ahí.

Conocimiento para Generar Conciencia

(por Francisco Bravo)

El computador, herramienta indispensable hoy en día, ya sea para trabajar, jugar, informarse, aprender, socializar o tan sólo para ocupar nuestro tiempo de ocio en algo entretenido, lo hemos dado por sentado y en realidad poco nos importa lo que suceda fuera de nuestra visión.

Pero, ¿se han puesto a pensar cuánta contaminación generó la fabricación de su monitor, disco duro, procesador, tarjeta de video y cuánto componente tenga instalado? Y, tal vez, lo que más debiera preocuparnos, ¿cuánta contaminación generará una vez que demos por finalizada su vida útil y debamos desecharlo? ¿Qué compuestos químicos peligrosos contienen las piezas tecnológicas que usamos a diario?

Un dato interesante a tener en cuenta:

La fabricación de una PC requiere el uso de 10 veces el peso del dispositivo en materias primas, además de considerable energía. En comparación, la producción de automóviles o refrigeradores sólo requiere 2 veces el peso del producto.

El medio ambiente, un tema que hemos dejado de lado en nuestro afán como sociedad de producir en masa sin preocuparnos del futuro.

Pero no se sorprendan si les digo que según algunos estudios se espera que la computación se convierta en una de las fuentes más potentes de contaminación ambiental en el mundo debido al crecimiento exponencial que la tecnología tiene en nuestro tiempo.

El uso de químicos peligrosos para la salud y el ambiente se ha hecho un hábito y aunque las legislaciones se han endurecido (como la europea) y algunos fabricantes han tomado conciencia del asunto, queda mucho por hacer.

Si tomáramos, digamos, un laptop y analizáramos qué elementos contiene en su interior, nos encontraríamos con los siguientes compuestos:

Metales pesados:

  • Plomo: El plomo es uno de los cuatro metales que tienen mayor efecto dañino para la salud humana. Puede causar varios efectos no deseados como: perturbación de la biosíntesis de hemoglobina y anemia, perturbación del sistema nervioso, disminución de las habilidades de aprendizaje en los niños, entre muchos otros. El Plomo se acumula en los cuerpos de los organismos acuáticos y del suelo. Por ejemplo, las funciones en el fitoplancton pueden ser perturbadas cuando toma contacto con el plomo. El fitoplancton es una fuente importante de producción de oxígeno en mares y muchos grandes animales marinos lo comen. Es aquí donde cabe preguntarse si la contaminación por éste metal realmente ocasiona daño al balance global del planeta y por supuesto a nosotros mismos.
  • Mercurio: Entre los daños que este metal pesado puede llegar a ocasionar al hombre tenemos: daño al sistema nervioso, daño a las funciones del cerebro, daño en el ADN y cromosomas, irritación de la piel, dolor de cabeza, efectos negativos en la reproducción, entre muchos otros. En el ambiente juegan su rol dañino igualmente en los peces, organismos que absorben gran cantidad de mercurio en aguas superficiales. Como consecuencia, el mercurio se acumula en peces y en las cadenas alimenticias de las que forman parte.
  • Cromo hexavalente: Se sabe que es un compuesto cancerígeno por inhalación. En estudios se han presentado alta tasa de cáncer al pulmón y al tracto gastrointestinal.
  • Cadmio: Debido a su alta toxicidad en organismos vivos, aún en pequeñas concentraciones, el cadmio se encuentra regulado por una de las legislaciones más severas de medio ambiente y salud humana. El cadmio tiene muchas aplicaciones en la industria, pero es utilizado con más frecuencia en la elaboración de pilas, baterías y plásticos. La vía de ingestión en humanos es a través de ingestión e inhalación. Los efectos del cadmio así adquirido van desde fiebre de vapores de metal debido a una exposición severa al elemento, hasta crónicos como cáncer debido al envenenamiento por éste. Se cree que el cadmio es también el causante de enfisemas pulmonares, enfermedades a los huesos, decoloración de los dientes y pérdida del sentido del olfato. En trabajadores de fábricas, en donde el nivel de concentración de cadmio en el aire es alto, se han observado diversos y severos daños en los pulmones como enfisemas. Como todo metal pesado es más preocupante una ingestión moderada pero constante a través del tiempo más que la exposición a una cantidad considerable por corto período de tiempo, esto por ser un elemento bioacumulable y biopersistente.

Retardantes de llama bromados (BFR o Brominated Flame Retardants):

  • Polibromobifenilos (PBB) y Polibromodifenil éter (PBDE): Los PBB y PBDEs son sustancias químicas medioambientalmente persistentes y bioacumulables. La exposición a estos retardantes de llama puede conllevar un riesgo a contraer cáncer. Debido a restricciones en la Unión Europea, la industria de la electrónica está buscando alternativas no-bromadas para retardar la llama.
  • Hexabromociclododecano (HBCD): Situación parecida a los polibromados, su toxicidad y ecotoxicidad, ha llevado a que se esté discutiendo en la Convención de Estocolmo para contaminantes orgánicos persistentes una prohibición completa y está siendo revisada también por la RoHS (Restriction of Hazardous Substances).

Plástico:

  • PVC (policloruro de vinilo): El PVC es uno de los plásticos más usados actualmente. Es un material pensado, formulado y elaborado para durar. La larga duración es una de sus principales características. En ocasiones, para deshacerse de este plástico se procede a la incineración, la que libera dioxinas muy tóxicas para los organismos vivos por su alto contenido en cloro. Las dioxinas
    están asociadas a una amplia variedad de efectos sobre la salud, entre los cuales podemos incluir cáncer, supresión del sistema inmunológico y daños reproductivos. El PVC es muy difícil de reciclar por su constitución, de hecho sale más barato fabricar material nuevo con resina virgen.

Sin duda es un tema que dará mucho más que hablar en los años venideros y si bien está en las manos de las grandes corporaciones mundiales, es nuestra responsabilidad el informarnos sobre qué empresas realizan los mayores esfuerzos al respecto y preferirlas por sobre el resto.

Las futuras generaciones nos agradecerán este esfuerzo.

Microprocesadores X86 de Bajo Consumo

(por David Sarmiento Portocarrero)

Hoy es el día mundial de la tierra, y para conmemorarlo trataremos un tema muy poco conocido, soluciones basadas en x86 enfocadas al bajo consumo, las cuales comúnmente están constituidas en base a un microprocesador con un consumo reducido, pero con un rendimiento adecuado para las tareas informáticas más comúnmente usadas, existen también otras soluciones distintas a x86 como la familia de microprocesadores ARM la cual es ampliamente usada en dispositivos móviles, pero para muchos usuarios no son alternativas viables por carecer de compatibilidad con el set de instrucciones x86, usadas en los programas y sistemas operativos más populares como la ampliamente usada familia de sistemas operativos Windows de Microsoft.

Al hablar de microprocesadores de bajo consumo muchos no podrán evitar relacionarlos con los harto conocidos microprocesadores Intel Atom, AMD Neo y VIA Nano; los cuales si bien son considerados las soluciones x86 de menor consumo más conocidas, aunque a muchos les parezca increíble, su consumo es demasiado alto en comparación con las opciones que expondremos, como ejemplo tomaremos a Atom, la opción de menor consumo entre las expuestas, el modelo Atom N450 el cual posee una velocidad de 1.66GHz, gráficos integrados y un consumo de 5.5W, en conjunto con el chipset Intel NM10 el cual consume 2.1W, suman 7.6W una cifra que puede sonar impresionante, pues incluso se iguala a chipsets como el ATI 780G de 8W. Pero que tal sonaría un microprocesador que incluya controlador de memorias, gráficos, nortbridge, southbridge, controlador SATA, controlador de audio, controlador LAN es decir un DoC (Device-On-a-Chip) que tan sólo consuma 1.2W, si, 6 veces menos que Atom de Intel. Esa alternativa existe, su nombre es Xcore86 1GHz, microprocesador x86 de 32 bits que posee compatibilidad con el juego de instrucciones extendido MMX, capaz de funcionar con cualquier sistema operativo conocido como el popular Windows XP, y muchas distribuciones de Linux. Este microprocesador quizá se haga conocido en algunos meses más cuando esté disponible el netbook Gecko Edubook, el cual incluso es capaz de ofrecer una autonomía de 4 horas usando únicamente 8 pilas AA. También es usado en nettops como MicroClient JrMX. Debido a su ultrabajo consumo no requiere ventilación activa.

Gecko Edubook basada en el microprocesador Vortex86

MicroClient JrMX basado en el microprocesador Vortex86

Otros microprocesadores de bajo consumo los tenemos en la familia de microprocesadores Vortex86 fabricados por DMP Electronics los cuales poseen un diseño SoC (System-On-a-Chip) integrando microprocesador, gráficos, northbridge, southbridge, controlador IDE y LAN en un único chip y ofreciendo un consumo de 2.02W en su versión a 800MHz, esta familia de microprocesadores poseen un juego de instrucciones propietario, logran la compatibilidad x86 por medio de un Bios ISO-In-Chip el cual se encarga de traducir el código x86 a su juego de instrucciones interno, con total transparencia, logrando la tan ansiada compatibilidad x86 32 bits. Está diseñado para funcionar a temperaturas extremas, pudiendo soportar entre -40 a 85 ºC. No requiere ventilación activa.

Mainboard mini-itx con el microprocesador vortex86MX

Desde china tenemos a la familia de microprocesadores Loongson/Godson diseñados por el Institute of Computing Technology de China los cuales son microprocesadores con arquitectura RISC los cuales usan un método propietario de traducción basado en hardware para lograr la compatibilidad x86/x86-64, tiene un consumo de 2.5W en su versión de 1GHz, usa el esquema SoC, y su desempeño afirman es comparable a los Pentium IV. Este microprocesador es usado en muchos tipos de equipos, incluidos netbooks. Existen también versiones de 2, 4 y 8 núcleos.

Netbook basada en el microprocesador Loongson

Por último tenemos las alternativas de SiS el conocido fabricante de chipsets/IGP, el cual desde hace años ofrece su microprocesador SiS 550, el cual es un SoC, incluyendo controlador de memorias, northbridge, southbridge, decodificador MPEG2, y gráficos; compatible con el juego de instrucciones x86, pero carece de los juegos de instrucciones ampliadas MMX, SSE, etc. Es usado en routers, nettops, Mini-PC y otros dispositivos. SiS ofrece también una serie de opciones IP y SoC.

MicroClient Jr basado en el microprocesador SiS 550

Vemos con agrado que otras empresas proveen soluciones con un enfoque distinto al tradicional logrando productos amigables con el medio ambiente, aunque este último término no sea más que un decir, se sabe que incluso la fabricación de un microprocesador causa daños ambientales, y este realiza emisiones de CO2 a lo largo de su vida útil. Aún sabiendo ello mientras menor sea el consumo de un chip, este efecto se minimiza.

Los Nettop como Alternativa de Ahorro de Energía

(por Juan Pablo Oyanedel)

Si bien el uso de los clásicos computadores de escritorio está ampliamente adoptado en la sociedad, hay una alternativa que no ha tenido el protagonismo que merece y que sin duda es una gran solución para cierto nicho de usuarios: los nettops.

Éstos equipos son parecidos a un desktop: constan de un gabinete al que se le conectan los periféricos y el monitor, tal como un PC convencional, encontrándose la diferencia en su tamaño, pues los nettops son considerablemente más pequeños que la torre de un computador normal. Esto tiene varios beneficios, siendo el que nos convoca hoy su bajo uso energético.

Poniendo ejemplos, un nettop como el Acer AspireRevo llega a usar 29W bajo máxima carga, gracias a su procesador Intel Atom y los gráficos NVIDIA ION LE. En comparación, un PC modesto llega fácilmente a los 300W, esto es, diez veces más caro energéticamente para el planeta.

Ciertamente hay una diferencia de rendimiento entre ambas plataformas, sin embargo, la reflexión va precisamente por ese lado: ¿todos usan las capacidades que un desktop tiene para ofrecer? Es decir, hoy podemos encontrar en universidades, hogares y oficinas, equipos que usan esos 300W todo el día, prendidos 12 horas diarias, y si analizamos el uso que se le da a los computadores ubicados en este tipo de lugares, la respuesta anónima será: Microsoft Office, Internet y chat. Y para estas tareas, un nettop es más que suficiente.

¿Entonces porqué no migrar a dicha plataforma? No sólo el consumo energético es drásticamente menor, sino que también el precio, así que no hay por donde perderse.

Muchos no le ven la utilidad a equipos como éstos, y es cierto que no ofrecen el rendimiento que uno espera tener en su casa como un consumidor amante de la tecnología, sin embargo, pensemos de forma amplia y démonos cuenta de que en muchos lugares se está gastando más energía de la que se debería, al desperdiciar las nuevas tecnologías que hoy nos permiten ahorrar en consumo, solamente por desinformación.

Abramos los ojos y ayudemos a que más instituciones, universidades, oficinas y escuelas adopten este tipo de equipos para suplir sus necesidades, que bien cubiertas estarán, pues los nettops son más que capaces. Por nosotros y por el planeta.