El futuro del video en la web en las manos de Google

El futuro del video en la web en las manos de Google

Hoy varios sitios están reportando la noticia de que Google estaría planeando anunciar la liberación del codec de video VP8.  Por el momento, la compañía no se ha manifestado sobre el rumor, pero sí ha dado muestras de que el tema está en la mesa y se requiere una definición.

Quizás a la mayoría de la gente no le preocupa qué codec se use o no para el video en la web, en el fondo ellos sólo quieren que el asunto funcione y por otra parte los publicadores quieren que sus videos lleguen al público masivo. El problema actual es que los dispositivos y plataformas que acceden a estos videos son cada vez más heterogéneos, porque ya no sólo se trata de computadores de escritorio y laptops, sino que también encontramos equipos con pantallas diminutas, de poco poder de cómputo y en donde los recursos de energía no pueden quedar a merced del consumo por decodificación de video.

Por otra parte, ya no sólo tenemos Windows y Mac, sistemas como Linux se ha ido popularizando y junto a él hemos visto otros orientados a dispositivos móviles como iPhone OS, Android y Maemo.

Si bien en los principios el video en la web era un asunto caótico que casi obligaba a tener PC con Windows para poder disfrutarlo, hay que reconocer que pese a todo lo que podamos criticar hoy, Flash logró establecerse como un estándar de facto para la publicación de videos, con un 95% del mercado.

Por un momento el problema parecía resuelto, pero la felicidad no duró mucho debido a que se trata de una tecnología controlada totalmente por una sola empresa y eso a la larga ha demostrado sus limitaciones: Es prácticamente imposible encontrarlo más allá de los computadores tradicionales en un mundo en donde éstos comienzan a pasar a segundo plano, llegando incluso a ser vetado en nuevas tecnologías como ha sucedido últimamente con los dispositivos de Apple.

HTML5 y los codecs

Para resolver todo este tema, surgió el esfuerzo por estandarizar la publicación de video mediante una nueva versión de HTML (HTML5), en donde se definen etiquetas que un navegador debe entender para incrustar un video en una página.  Pero al igual que sucede al incrustar una foto, no dice nada respecto al formato interno de la foto, o el video en este caso, y es ahí en donde nuevamente se requiere un estándar que pueda ser implementado y aceptado por todos.  En este escenario, es Google quien tiene al toro por las astas, ya que el formato (o codec) de video que defina para YouTube es el que se terminará imponiendo.

Lo que se sabe hasta el momento es que Google está abordando el tema en dos frentes, por medio de los codecs Theora y VP8 de On2.  Theora es un codec libre que surgió en base al codec VP3 de la misma compañía.  Decir que es libre no se trata sólo de un tema purista como muchos podrían pensar, ya que en el caso de los codecs de video, el principal problema es que su implementación puede estar comprometida con una o varias patentes, lo que puede significar el pago de royalties en el presente o peor aún en el futuro sin previo aviso.

Theora fue justamente creado para asegurar un codec que no tuviera estos problemas, pero como siempre hay un costo: La implementación actual de Theora tiene un nivel de calidad inferior respecto a otros codecs bajo las mismas condiciones de ancho de banda y poder computacional, entre otros.

VP8 : La carta de Google

Por otra parte está VP8 que como es de esperar, es una evolución de VP3 y por lo tanto del mismo Theora.  Según los expertos, se trata de un codec de alta calidad, que perfectamente compite frente a frente con otros ya establecidos como H.264.  El problema de VP8 es que no es libre, por lo que en este momento no puede ser adoptado con tranquilidad por el resto de la industria, y menos por las comunidades de código abierto desde donde provienen varias plataformas hoy en día.

En el momento en que Google adquirió On2, la empresa tras VP8, el escenario cambió y ahora el gigante tiene el control de esa tecnología.  Si Google decide liberar VP8 para que el resto de la industria lo use sin restricciones, el tema estaría resuelto para muchos y el video en la web contaría con tecnología de primer nivel al alcance de todos.

Por otra parte, lo que se sabe es que Google ha estado entregando fondos para el desarrollo de Theora, específicamente la versión para procesadores ARM.  Se trata justamente de la versión del codec que necesitan los equipos móviles que usen el sistema operativo Android de Google.

No quiero adelantarme a los hechos, pero por todo lo que se ha visto hasta el momento, lo único seguro es que el futuro del video en la web comienza con VP.

Links:
Google liberará codec VP8 (CHW.net)
Interesting times for Video on the Web (Google Open Source blog)