[metroimage ids=”38-286927,38-286930,38-286932,38-286933,38-286935,38-286936,38-286940,38-286942,38-286944,38-286946,38-286947,38-286950,38-286953,38-286955,38-286957,38-286959,38-286961,38-286962,38-286963,38-286964,38-286966,38-286969,38-286970,38-286971,38-286972,38-286974,38-286975,38-286976,38-286977,38-286981,38-286984,38-286990,38-286994,38-286998,38-287002,38-287003,38-287005,38-287006,38-287007,38-287008,38-287011,38-287012,38-287015,38-287016″ imagesize=”large”]

De visita en las oficinas de Blizzard

Nos metimos hasta la cocina...

El 21 de abril fue un día especial. No, no fue mi cumpleaños y tampoco Niubie anda de aniversario. En realidad lo que hicimos fue meternos en las oficinas de una de las empresas que mejor guarda sus secretos. De una de las compañías con franquicias de altísimo valor. Nos metimos a las oficinas de los creadores de World of Warcraft.

El pretexto para viajar a Irvine, CA; fue conocer de primera mano, y meternos de lleno, en el modo de un jugador de StarCraft II. Sí, ya lo jugamos y podemos decir algo: ¡nos encantó! Pero antes de que pasemos al tema del juego, quiero presentarles imágenes que solo algunos afortunados han visto a lo largo de sus vidas. Incluso vimos cosas que no podemos decirles, al menos no en esta vida.

Las paredes de Blizzard están llenas de arte, de cuadros, de imágenes, algunos orcos rondan los pasillos y en general la gente se la pasa de lo lindo. Solo queremos advertirles algo: este es el primer post de una serie de cosas que iremos presentando a lo largo de estos días referente a Blizzard pero sobre todo a StarCraft II.

¡Disfruten!

Link: StarCraft II en Niubie