Cómo la "nube" ayudó a incriminar a unos spammers

Cómo la "nube" ayudó a incriminar a unos spammers

por

Ojo con lo que guardan en la "nube"

No, no miren hacia al cielo, no les voy a hablar de meteorología ni de predicción del tiempo, sino de nuestra ya conocida "cloud storage" o "almacenamiento en la nube", ya saben, webmail, Google Docs, etc.

Y la historia cuenta cómo unos spammers fueron incriminados gracias a unos documentos que tenían almacenados en Google Docs. Cómo el FBI accedió a esa información es lo que les contaremos a continuación.

En la que podría ser la primera historia (al menos de forma pública) de una orden de cateo online se ha transformado una investigación dada a conocer por Wired.

Básicamente y en forma muy resumida se trata de un par de sujetos que hacían spam para promocionar una empresa de suplementos alimenticios. El FBI los tenía entre ceja y ceja, sabían incluso que almacenaban información sensible en Google Docs.

En vista de esto el FBI envió una orden de registro a la cuenta de los inculpados. Como se podrán imaginar Google no podía decir que no y en 10 días tenían lista la información para deleite del buró estadounidense. La notificación de la orden a los "afectados" de parte del FBI no era necesaria en este caso por encontrarse las pruebas de forma online. Sí habría sido necesaria para revisar los discos duros en sus hogares.

Pues bien, cuento corto, uno de los archivos dejaba en evidencia el bombardeo de más de 3 millones de emails en menos de 5 horas (a cuentas Yahoo!, Gmail y Hotmail) y otro archivo contenía 8.000 direcciones de correos Yahoo!, lo que era más que suficiente para inculparlos.

Todo esto fue amparado en el acta que data del año 1986, la "Stored Communications Act" y que garantiza acceso al gobierno si existe justificación suficiente para ello.

Un vocero de Google explica así la situación:

Actualmente y mientras no ponga en riesgo la investigación, y si es permitido por la ley, haremos lo posible por notificar al usuario afectado antes de entregar la información solicitada.

Ya les habíamos contado hace no mucho sobre cómo Google entrega información privada cuando la justicia o el gobierno estadounidense así lo requieren y esta historia viene a corroborarlo.

Ya lo ven, no todo es malo cuando se trata de invadir la privacidad online, hay veces en que realmente se amerita, pero ojo con lo que almacenan "allá arriba".

Link: Spam Suspect Uses Google Docs; FBI Happy (Wired) (Vía)