ARM piensa entrar en el rubro de los servidores

por

La clave es el consumo

A raíz del roadmap que hace poco pudimos ver de lo que se trae entre manos ARM para los próximos años, muchos quedaron con la sensación que una alza en el rendimiento de los procesadores de la marca, sumado al aumento de núcleos físicos, asemejaba más estos chips a los que se encuentran en PC’s que los de equipos móviles.

Y en ARM se creyeron el cuento, pues no han escondido sus intenciones de entrar al mercado de los servidores, tema al cual Warrean East, CEO de la compañía, se ha referido diciendo que los chips que producen podrían “soportar aplicaciones en los servidores también”.

Para esto, East asegura que se  trabaja en chips multinúcleo y con frecuencias de hasta 2GHz, pero manteniendo la filosofía que ha llevado lejos a la empresa en el mercado móvil: un bajo consumo energético.

Además, se entiende que la clave para la eficiencia de los computadores que actúan como servidores es la correcta relación entre consumo, rendimiento y espacio, factores en los cuales ARM se manejaría bastante bien, quedándole sólo por pulir el ámbito del rendimiento, donde los futuros chips recién mencionados vendrían a salvar este escollo.

¿Pero en cuánto tiempo más veremos resultados? Lo que hoy es una intención, tiene fecha para concretarse en exactamente 12 meses, cuando supuestamente se nos revelarían los primeros resultados de este intento por quitarle un pedazo de la torta a Intel y AMD en el competitivo rubro.

Link: ARM takes on the server big boys (The Inquirer)