Adobe desiste de llevar Flash a iPhone OS Adobe desiste de llevar Flash a iPhone OS

Se aburrieron de pelear contra la pared.

Adobe desiste de llevar Flash a iPhone OS

por

Se aburrieron de pelear contra la pared.

Si fuiste lo suficientemente nerd para entender el chiste, y más encima reírte, preocúpate.

A estas alturas no queda duda alguna de lo extremista que puede llegar a ser Apple en cuanto a la defensa irrestricta de lo que considere “correcto”. Ese comportamiento tan peculiar, sobre todo manifestado en la porfía de su CEO, ha servido para justificar el carácter cerrado y privativo de sus plataformas y, en concreto, la eliminación de aplicaciones consideradas inmorales de la App Store, las restrictivas reglas impuestas para programar en iPhone OS y el distanciamiento de Adobe Flash.

Es por ello que el día de ayer, Adobe finalmente se ha dado por vencido (al menos en esta ronda), ha tirado la toalla, y ha decidido declinar sus esfuerzos por llevar Flash al iPhone, iPod Touch y iPad.

Según Mike Chambers, jefe de producto de Flash, Adobe ha cesado sus intenciones de invertir en un producto que permita a los desarrolladores de Flash portear sus aplicaciones al sistema operativo móvil de la manzana.

En declaraciones expresadas el día de ayer, Mike sostuvo:

La principal meta de Flash ha sido siempre habilitar el desarrollo a través de los distintos navegadores, plataformas y dispositivos. Esto es exactamente lo contrario a lo que Apple quiere. Ellos quieren amarrar a los desarrolladores a su plataforma, y restringir sus opciones para hacerles más difícil apuntar hacia otras.

Una reacción, por supuesto, más que predecible, después que Apple cambiara sus políticas de desarrollo para iPhone OS, estableciendo que sólo se permitiría emplear lenguajes “aprobados por Apple” como C++ y Objective C, mandando al traste la aplicación que Adobe lanzó hace poco, para permitir a los desarrolladores portear sus propias apps en Flash a iPhone OS.

Dicho todo esto, creo que ya podemos dar por concluida la novela Apple-Flash, pues, a pesar de que Steve Jobs ha sido más que tajante respecto a lo que piensa de Flash -que es una plataforma pésimamente diseñada, que consume demasiados recursos, que tiene un desempeño horroroso y ha salido poco menos que de las manos del mismísimo Satanás-, la llama de la esperanza se mantuvo alguna vez tenuemente encendida gracias a, precisamente, los intentos de Adobe por hacerse espacio en la plataforma móvil de Apple. Y si una parte ha dicho toda la vida que no, y la otra ya se aburrió de rogar y definitivamente mandó a la primera a las pailas, no queda más que esperar (muy pacientemente) el día en que Flash desaparezca de la web y HTML5 se convierta en un estándar ampliamente utilizado.

Link: Adobe Gives Up on Flash for iPhone, iPad (Wired)