Viacom subió los videos por los que demandó a YouTube

Viacom subió los videos por los que demandó a YouTube

Como muchos lectores deben saber, hace tres años Viacom demandó a YouTube por infracción a los derechos de autor. Fue una demanda que generó mucho ruido porque puso en entredicho la limitación de responsabilidad provista por la Digital Millenium Copyright Act, que exime de culpas a un sitio web por alojar contenido con copyright siempre y cuando esté dispuesto a removerlo a solicitud de los interesados y provea un mecanismo expedito para contactarlos.

Hace algunas horas se hicieron públicos muchos documentos relativos al juicio que permanecían vedados para el público general, y de éstos se desprenden dos verdaderas bombas:

  1. Que Viacom quería comprar Youtube el 2006 y al ser anticipado por Google, actúa por despecho
  2. Que las decenas de miles de videos por los que Viacom exigía una indemnización de 1.000  millones de dólares, fueron subidos por la misma empresa.

Para refrescar un poco la memoria del lector, recordaremos que esta demanda tuvo lugar después de que fracasaran los intentos de licenciar los programas de Viacom a cambio de un porcentaje de las ganancias de Youtube, y la promesa de un software que identificara y eliminara automáticamente los videos infractores. En su evolución, que escaló hasta la Corte Suprema, hubo golpes noticiosos tan llamativos como la exigencia de Viacom de que Youtube entregara los datos de todos sus usuarios, lo cual afortunadamente no fructificó.

Respecto a las revelaciones contenidas en los documentos hoy publicados, se diría que la primera es simplemente anecdótica, salvo porque establece un motivo para la segunda. Y pasando a ella, que es la más llamativa, Google dice tener pruebas de que Viacom se mantuvo durante años subiendo videos a YouTube en secreto. Mientras en público se quejaba del daño patrimonial, por detrás había contratado a 18 diferentes  agencias  de márketing para subir sus programas al sitio de videos y así generar una suerte de campaña viral. Lo hacían de manera que no se notara de dónde procedían, usando direcciones de correo inventadas en el momento, haciéndolo desde locales de Fedex Kinko para que no se pudiera cotejar la IP, y hasta recodificando los videos en baja calidad para que tuvieran aspecto “pirateado”.

Yo me pregunto cómo pueden probar que los videos eran subidos por empleados y agencias contratadas por Viacom si no calzan ni el email ni la IP, pero supongamos que es cierto. Como la idea no es ponerse mal pensado, es posible creer que el departamento legal -que interpuso la demanda- no estaba consciente de que el departamento de márketing y las múltiples agencias involucradas estaban subiendo videos. Si este fuera el caso, sería correcto que el juez desestimara los cargos, fallara en favor de Youtube y cada uno se fuera para su casa.

Si, en cambio, hay antecedentes que indiquen que Viacom subió esos videos no sólo con fines promocionales sino específicamente para fabricarse una demanda millonaria, entonces la cosa es bastante más grave y no sería extraño que al gigantesco conglomerado de medios le saliera el tiro por la culata y terminara contrademandado por Google.

Link:
YouTube Defense: Viacom “Secretly Uploaded” Content, And They Tried To Buy Us
(TechCrunch)
Google y Viacom “lavan ropa sucia” en la corte (CHW)