Universidad de Cleveland regala banda ancha 1Gbps

Universidad de Cleveland regala banda ancha 1Gbps

¿Se supone que es un barrio de escasos recursos? (cc) Mbshane – Flickr

La Case Western Reserve University de Cleveland, Ohio -una de las ciudades de USA con más alto índice de pobreza- está a punto de embarcarse en un experimento tecnológico/social que potencialmente le cambiará la vida a los residentes del barrio universitario.

Verán: aunque las instalaciones de la universidad son impecables, el campus se emplaza en un sector de la ciudad cuyos habitantes pertenecen a  un estrato socioeconómico relativamente bajo, al punto que la gran mayoría de esos hogares carece de banda ancha. La Universidad pretende cambiar esto compartiendo su enlace de fibra óptica de 1Gbps, completamente gratis.

El experimento en un principio conectará los hogares más cercanos al campus pero el plan es ir expandiendo la conexión hasta contar no menos de 25.000 viviendas accediendo a la red de fibra óptica de la universidad.

Según dice Lev Gonick, vicepresidente de Servicios de Tecnologías de la Información de la mentada universidad, el 72% de los hogares que circundan el campus universitario no tiene ninguna clase de acceso a internet, y un 60% de las familias vive de cupones de alimento y otros subsidios estatales. “Pese a estar en el país más poderoso del mundo, esa gente vive tan desconectada como los vietnamitas o los panameños”, declaró, revelando además que tiene una imagen de Panamá absolutamente equivocada, pero eso es problema de él.

¿Será exagerado decir que esta iniciativa puede cambiarle la vida a los vecinos de la universidad? No tanto, si consideramos que el acceso a internet permitirá, por ejemplo:

  • Que algunos desempleados accedan a las múltiples oportunidades de teletrabajo que hoy se les escapan
  • Que las familias ahorren todo el tiempo y dinero que cuestan los desplazamientos innecesarios cuando hay un trámite que se puede hacer por internet
  • Que las familias accedan a mejor atención médica gracias a la reserva de horas en línea en vez de tener que hacer guardia en las salas de espera
  • Que los estudiantes tengan acceso a material de estudio e investigación en su misma casa.

En fin, son incontables los beneficios y comodidades a los que una persona accede por tener internet, y este es el mismo argumento que ha llevado a ciertos sectores a defender la conectividad como un derecho fundamental.

Por si no lo saben, Google tiene pensado realizar un experimento similar, llevando banda ancha de 1Gbps por fibra óptica a algún pueblito de bajo perfil y subiendo en un principio a 50.000 hogares al la supercarretera de la información (término de los años 90 para decir “internet”), y a 500.000 en una segunda etapa, lo cual ha gatillado que varios pueblitos hayan tratado desesperadamente de llamar la atención de Google con desfiles, rebautizando calles, inventando sabores de helado en honor a Google y zambulléndose en un lago congelado.

Al final esta noticia no puedo sino reflexionar que una institución con mucho menos presupuesto, y haciendo mucho menos ruido con su iniciativa, se le acaba de adelantar a Google haciéndole honor al opening theme de The Drew Carey Show  cuando el estribillo repetía: “Cleveland rocks!“.

Link: How 1Gbps fiber came to Cleveland’s poorest, free of charge (Ars Technica)