Una Charla con Stig Asmussen [NB Week of War] Una Charla con Stig Asmussen [NB Week of War]

Comentando God of War III con su Director

Una Charla con Stig Asmussen [NB Week of War]

Comentando God of War III con su Director

Después de una larguísima sesión de entrevistas con diversos medios internacionales, al final de la presentación de God of War III tuvimos la oportunidad de charlar con Stig Asmussen, Director del Juego, quien nos comentó muchos puntos importantes alrededor de ésta, la última aventura de Kratos. Quizá los más importantes podrían ser la esperanza que tiene él de participar en una entrega más de la serie -puesto que también participó en la producción de God of War II– pero el dato más grande que obtuvimos de la entrevista fue lo que para él son los elementos más importantes que han hecho un éxito de esta serie y que se tomaron en cuenta para esta entrega desde que inició su desarrollo. Crear una experiencia única y personal para el jugador.

De acuerdo con Stig Asmussen, el objetivo principal de God of War III no esta en ofrecerle al jugador un título de acción que lo llevará destrozando enemigos y escenarios del punto A al punto B de cada área. El primer punto que tenía que ofrecer este título, como lo hicieron sus antecesores, era poder darle al jugador una historia creíble y sólida, con personajes con los que éste pudiera relacionarse ya fuera como su antagonista, su víctima o como el propio Kratos. Uno de los hechos más importantes de la serie siempre ha sido ese, la capacidad que tiene el título para transmitirle la furia de Kratos al jugador y de cierta forma utilizar sus motivaciones y el poder de sus ataques como un cierto juego de catarsis, el cuál ha sido de mucha ayuda para darle el lugar que rápidamente ganó Kratos en la industria de los juegos de video.

Obviamente, esta situación no funciona si no se tiene de por medio una buena respuesta del control y un trabajo de animación que, más allá de darle fluidez al personaje, permita que éste –junto con el control- reaccione como el jugador lo haría en una situación como las Kratos enfrenta en sus aventuras. De esta forma es que la respuesta del control, la simpleza y efectividad de sus ataques y la espectacularidad cinematográfica que se vive en cada enfrentamiento del juego se combinan para darle al juego mucha acción, pero también una identidad propia que no sólo caracteriza al título, sino que permite que los jugadores puedan sentirse identificados con él. Obvio, este hecho no esta encaminado a enfurecer a los jugadores fuera del título, al contrario, esta diseñado para que ellos puedan sentirse inmersos no sólo en la acción de God of War III, sino también en su historia y personajes.

Aunque Stig Asmussen aceptó que si le gustaría trabajar más adelante en otra entrega de la serie, comentó que ahora los esfuerzos del equipo están centrados en ver lanzamiento final de God of War III y disfrutar del juego. Si bien aceptó que la serie ha logrado influenciar el género de acción y que hay otros títulos que han copiado, él comentó que esto es más un honor que una imitación, pero que la serie sigue destacando de otros juegos por los puntos que hemos comentado anteriormente.

Asmussen también reconoció que su estilo no se diferencia mucho del que tuvieron los anteriores directores de la serie, puesto que él no buscó liderar este proyecto con mano dura, sino que estuvo abierto a la participación íntegra de todo el equipo, para escuchar sus opiniones y estar abierto a las ideas que pudieran resultar interesantes para el juego. De acuerdo con el Director de God of War III, fue justamente el trabajo y apoyo mutuo de todo el equipo de Santa Mónica Studios el que logró hacer de este título una realidad, permitiendo crear un título de acción espectacular y también, muy personal para todo aquel que llegue a jugarlo.