[metroimage ids=”38-279441,38-279443,38-279446,38-279447,38-279449,38-279452,38-279453,38-279454,38-279455,38-279456,38-279461,38-279463,38-279464,38-279466,38-279467,38-279468,38-279469,38-279470,38-279472,38-279474,38-279476,38-279478″ imagesize=”large”]

Star Ocean: The Last Hope [NB Labs]

Square Enix te aptrocina un viaje a las estrellas...

En el año 2064, el Gobierno Mundial se enfrenta en un último conflicto con sus enemigos de la tierra y da comienzo la Tercera Guerra Mundial, la cuál acaba con el planeta de manera definitiva. En un acto de desesperación, la humanidad sobreviviente comienza la exploración del universo cercano para encontrar un nuevo hogar y así, da lugar al escenario donde se desarrolla la historia de Star Ocean: The Last Hope, cuarto juego de la serie y el primero de ésta en orden cronológico, pues los hechos que ocurren en esta producción son los que darán lugar a los juegos que ya se conocen de la franquicia y que fueron lanzados en consolas como el Super NES, GameBoy Color, PS One y el PlayStation 2, así como las logradas re-ediciones que se encuentran disponibles actualmente para el PSP. En este título nuestros protagonistas son Edge Maverick y Reimi Saionji, dos jóvenes que se unen al grupo de pioneros en la exploración espacial y que durante el juego descubren que encontrar un nuevo hogar para la raza humana será una preocupación menor ante los retos que enfrentarán explorando el mar de estrellas.

Buscando tener una alternativa a Tales of…, su franquicia de RPGs ubicados en mundos fantásticos, llenos de magia, dragones, capa y espadas, el equipo de tri-Ace ideó la serie Star Ocean inspirándose en grandes libros de ciencia ficción y sobretodo, en el universo creado para series como La Guerra de las Galaxias y Star Trek. Esta producción, que su director anuncia como la última de la serie, la franquicia llega a las consolas de alta definición en dos versiones. La primera y más básica, que fue exclusiva para el Xbox 360 durante poco más de seis meses, y esta edición definitiva que se lanza exclusivamente para el PlayStation 3 y cuya diferencia radica principalmente en la opción para cambiar el aspecto del menú y la imagen de perfil de los personajes que aparecen en éste, así como la inclusión de un par de secuencias nuevas en el desarrollo de la historia, versiones remezcladas de la banda sonora y el doblaje original japonés que, por cierto, vaya que cambia la forma en como se ven y sienten algunos de los personajes de esta producción.

Aun cuando se anuncia como un juego de rol nipón ubicado en un mundo futurista, Star Ocean: The Last Hope no se aleja demasiado de los clichés obligados del género, los cuáles van desde el típico grupo de amigos que salvarán el mundo, teniendo como líder a un joven de grandes ojos y peinado peculiar, que aparte de tener la responsabilidad de proteger al universo de la amenaza definitiva debe hacerse tiempo para cumplir encargos y caprichos de cuanta persona encuentre en cada uno de los pueblos de cada uno de los planetas que visiten durante su aventura. Los calabozos son grandísimos y aunque las peleas no son al azar, éstas pueden ser tan constantes y extenuantes que el reto de ponerte a buscar un lugar para poder salvar tu partida se volverá un dolor de cabeza, sobretodo a principios del juego.

Como en los otros juegos de la serie, el modo de juego te permite moverte libremente durante las peleas, teniendo el control sobre uno de los cuatro personajes de tu equipo. Si bien la Inteligencia Artificial tiene un buen desempeño en este ámbito, puedes pre-programar acciones para cada personaje según sus aptitudes y habilidades. Como siempre, finaliza la pelea te da experiencia que te sirve para mejorar tus estadísticas pero también, para hacer que cada personaje se haga o mejore una impresionante cantidad de habilidades y oficios de manera una tan variada y detallada que difícilmente podrás cubrir completamente las capacidades de cada uno en dos partidas completas, ¿por qué? Simplemente porque esto, aunado al hecho de que se pueden crear ítems, cocinar, mejorar tu capacidad para obtener ganancias de las peleas y hasta facilitar tu exploración de los escenarios da lugar a una extensa cantidad de opciones en el modo de juego que solo puede compararse con el nivel de adicción y entretenimiento que da la dinámica de pelea en tiempo real. Aparte, ahora se incluyó la capacidad de saltar durante la pelea y hacer una evasión impactante que puede cegar a tu enemigo para que los ataques por sorpresa, así como un sistema de bonos que  ganas conforme peleas y hace que obtengas mejores ganancias de cada enfrentamiento.

El equipo de tri-Ace logró mejorar considerablemente el ritmo de pelea y la manera en como participas en ella, al grado en que ésta se vuelve lo más atractivo del título. De igual manera, el coliseo para obtener trofeos eliminando enemigos cada vez más fuertes, las carreras sobre los conejos gigantes, mini-juegos de habilidad y las cacerías para hacerte de las armas finales están de regreso.

Sobre el ámbito gráfico el juego se ve bien, así de simple. El trabajo de adaptación de las ilustraciones originales es bueno y aunque muchos escenarios están detallados en extremo, ninguno realmente sobresale por su presentación. La historia por otro lado, aunque muy interesante, pierde muchísimo debido a que se cuenta de una manera muy lenta y poco atractiva, sobretodo cuando el juego comienza a mostrarnos secuencias dramáticas que llegan a durar hasta poco más de media hora, las cuáles son vividas por personajes que poco o ningún interés puede llegar a generarnos.

Star Ocean: The Last Hope, ya sea en su versión origianal o en la edición internacional sigue siendo un juego de rol japonés en todos sus aspectos, lo cuál ofrece tanto ventajas como desventajas, sobretodo a la hora de que se desarrolla la historia, puesto que el sistema de pelea esta muy bien logrado y quizá seria el atractivo más interesante del juego, puesto que el título ofrece la suficiente cantidad de opciones y reto de personalización como para hacer la trama a un lado un buen rato, con tal de seguir peleando.

Lo Imperdible:

  • Sistema de pelea es entretenido y retador.
  • Increíble cantidad de opciones para personalizar a cada miembro de tu equipo.
  • Doblaje japonés da mucho sentido a los personajes y la historia.
  • Dirección de arte.

Lo Impresentable:

  • Historia se desarrolla de manera lenta y muy accidentada.
  • Trabajo gráfico es bastante genérico.
  • Lugares para salvar partida son pocos y están muy alejados uno de otro.
  • Banda sonora es olvidable.
Bonito
…un buen pasatiempo para el fanático del género”