[metroimage ids=”38-125451,38-125453,38-125457,38-125459,38-125461,38-125463,38-125464,38-125465,38-125467,38-125468,38-125469,38-125471,38-125472,38-125474,38-125476,38-125478″ imagesize=”large”]

Sony Cyber-shot DSC-W350 a primera vista

La nueva línea de cámaras digitales de Cyber-shot acaba de ser presentada en la Ciudad de México y Sony nos facilitó, por algunas horas, la Cyber-shot DSC-W350, una cámara de gama media con un precio aproximado de USD$340 y mucha facilidad de uso.

Lo primero que resalta en el equipo es lo sencillo que resulta tomar fotos, de hecho así nos las quieren vender, una cámara que no requiere demasiados menús para poder acceder a un limitado número de funciones. Básicamente se trata de apuntar y disparar, si se desea algo más personalizable, esta no es la opción.

El diseño es sumamente compacto y muy ligero, pero su pantalla trasera LCD de 2.7 pulgadas resulta suficiente para visualizar las fotos que tomemos, aunque bajo condiciones de mucho Sol -como la probamos- se pierde un poco la visibilidad. Con todo, es un equipo sumamente cómodo y versátil gracias a su zoom óptico 4x, óptica de Carl-Zeiss y grabación de video a 720p.

La novedad más interesante es la función llamada Sweep Panorama, que permite sacar fotos panorámicas con un sencillo barrido en cualquier dirección horizontal o vertical. El ángulo horizontal alcanza hasta 268 grados, mientras que el vertical llega a los más de 160º. El método en que la cámara logra este resultado, es gracias a una serie de fotos continuas que son procesadas por el procesador BIONZ, el cual las une y la imagen resultante peso no más 5MB y ofrece una vista espectacular.

El modo de uso para activar el Sweep Panorama es tan sencillo como presionar el disparador, soltarlo y deslizar la cámara en la dirección indicada y previamente configurada. El resultado son imágenes como la que sigue:

El menú de la cámara permite configurar el balance de blancos, el modo o escena a tomar, la dirección de nuestra panorámica y algunos ajustes más, y destaca por su accesibilidad, aunque también por estar algo limitado en opciones por lo que si se requiere de un control total para tomar una fotografía, este equipo es adecuado.

En el tiempo que la usamos, encontramos dos puntos negativos. Primero el equipo tarda en enfocar, lo que da como resultado tomas borrosas si es que estamos sobre un autobus turístico en movimiento, cosa que nos pasó constantemente y segundo, la calidad de las fotos podría ser mejor, ya que vimos algunos artefactos y aberraciones de luz que podrán apreciar en las fotos que adjuntamos al post.

Aún así, el equipo se antoja atractivo gracias a que dentro de un tamaño muy reducido, se pueden tomar fotos panorámicas con gran facilidad y con una calidad que aunque no compite con equipos semi profesionales o más caros, resultará más que suficiente.