Sinclair ZX80: la revolucionaria computadora cumplió 30 años

Sinclair ZX80: la revolucionaria computadora cumplió 30 años

Una moderna ZX80 con teclado de membrana (cc) wikimedia

En estos tiempos que corren de netbooks y portátiles educativas de bajo costo, recordar el lanzamiento de la revolucionaria Sinclair ZX80 suena poco menos que a un Deja Vu. Esto sucede porque cuando fue lanzada al público la primera unidad de esta computadora de mesa, su precio de 99,95 libras (apenas US$ 151) desconcertó al mercado tecnológico de aquel entonces, generando una verdadera fiebre por conseguir aquellas primeras elegantes, pequeñas y de nombre futurista ZX80.

Pero no todo era tan fácil, ya que la pequeña computadora se vendía en un kit para ensamblar. Su comprador debía soldar las piezas, salvo que pusiera unas libras más para recibirla armada.

Según cuenta su creador, Sir Clive Sinclair, en una entrevista brindada en ocasión del aniversario del lanzamiento de su creación, llegaron a haber listas de espera en los comercios para adquirir una unidad.

A nivel técnico también fue una revolución: chip CPU NEC 780C1 de 3,25 MHz y 1 KB de memoria RAM estática ampliable a 16K más 4 KB ROM, donde se corría un sistema Sinclair Basic y un editor.

Según la publicidad de la época, la Sinclair permitiría “hacer cualquier cosa, desde jugar ajedrez hasta manejar una central eléctrica”, gajes publicitarios que no impidieron que la modesta máquina se convirtiera en un ícono para el mundo de los videojuegos.

Las 50 mil unidades vendidas de esta primera versión se convirtieron en caso 200 mil en la versión ZX81, convirtiendola en “el equipo del año” en el Reino Unido.

Clive Sinclair no es un hombre muy optimista en la actualidad. Lamenta que no se haya seguido la línea de optimización de recursos como en aquella época:

Nuestras máquinas eran ágiles y fuertes. Hoy en día se abusa de la incorporación de memoria a causa de las exigencias de software pero es algo completamente inútil: hay que esperar a que los malditos arranquen, que inicien, que carguen programas residentes, ¡Es un caos absoluto!

Durante la década de los ’80, Gran Bretaña lideró el mercado de las computadoras domésticas gracias a estos avances e innovaciones, pero limitaciones como la política conservadora de la entonces Primer Ministro Margaret Tatcher, la presión de los sindicatos para mejorar las condiciones de trabajo en las industrias y la falta de inversión empresarial contribuyeron a que ese apogeo inicial se desvaneciera entrados los ’90.

Link: Sir Clive Sinclair: “I don’t use a computer at all” (The Guardian)