¿Por qué podría fracasar Project Natal? [NB Opinión] ¿Por qué podría fracasar Project Natal? [NB Opinión]

Éxito asegurado o fracaso en potencia...

¿Por qué podría fracasar Project Natal? [NB Opinión]

Éxito asegurado o fracaso en potencia...

Antes que otra cosa, quiero aclarar que soy un gran seguidor del trabajo de Microsoft en el área de los videojuegos. Apoyé a la marca desde el primer Xbox y actualmente admiro los éxitos que tienen, especialmente en el departamento de Xbox Live.

Es quizás por lo anterior que me preocupa un poco Project Natal. ¿Por qué? ¿Qué no se supone es el futuro de los videojuegos? Tal vez, pero hay un factor sumamente importante que parece todos están dejando pasar sin poner un poco de atención: La interfaz, o mejor dicho, la falta de una.

El ser humano necesita objetos físicos para interactuar con el medio ambiente. Es lo natural, es como fuimos diseñados. Es decir, ¿a poco cuando manejamos un automóvil nuestras manos flotan adelante de nosotros sobre el aire? No. Tomamos un objeto, en este caso un volante, y lo movemos de acuerdo a donde queremos llevar el coche. Insisto, eso es lo natural. O qué les parece manipular una espada láser, sin tener nada en la mano. El cerebro necesita tocar un objeto, aunque sea un palo de escoba, para realmente darle un sentido de realidad a nuestra acción.

Podría poner una gran cantidad de ejemplos que hacen uso de nuestro tacto para lograr interacciones con el medio ambiente. Y eso es precisamente la parte que me tiene preocupado de Natal, pues todo lo que nos han mostrado sencillamente es virtual y jamás tocamos algo o interactuamos con objetos. Todo es a través de la pantalla del televisor.

Hace apenas unos días, un colega me decía que lo que sucederá dependerá enteramente de las aplicaciones. Microsoft se ha encargado de desarrollar Natal como un programa interactivo y será cosa de los desarrolladores explotarlo, pero no podríamos culpar a Microsoft si llega a fracasar, pues es innegable que es un proyecto innovador. Solo falta darle un vistazo a como se navega por los menús, con gestos de las manos, haciendo que la selección se torne divertida y muy intuitiva. Quizás para ese tipo de funciones, Natal es un producto perfecto.

Pero, ¿y los juegos? Me causa mucho ruido interior ver como nos demuestran una y otra vez un juego de carreras en donde solo hay que estirar las manos y pretender que agarramos un volante. Me queda claro que ese tipo de juegos estarán lejos de un Forza, pues dificilmente se tendrá la precisión necesaria, además… pasada la novedad inicial, ¿qué sigue?

Si algo ha hecho exitosos a los juegos de hoy, es la precisión del control, ya sea con un pad tradicional o el Wiimote de la Wii, siempre tenemos en nuestras manos “algo” que simule lo que vemos y hacemos en pantalla, sin eso, creo yo, se pierde mucho del encanto que esconden los juegos de video. Eso me lleva a pensar si veremos una oleada de accesorios -volantes, espadas, bates, raquetas, etcétera- de diferentes empresas para complementar a Natal. De ser así, el nuevo proyecto de Microsoft tendría mucho más sentido para ciertos juegos, al menos para mi, pero también sufriríamos en nuestras carteras.

No sé, tal vez yo sea un amargado de la vieja escuela, pero lo cierto es que yo adoro tener en mis manos un control de Xbox 360, DualShock 3, Wiimote o un accesorio que me transmita hasta las vibraciones de las acciones del juego y que se sincronicen con lo que ven mis ojos en pantalla, pues después de todo, eso es lo natural.

Link: Project Natal