[metroimage ids=”38-278364,38-278369,38-278372,38-278375,38-278378,38-278380,38-278382,38-278384,38-278385,38-278386,38-278388,38-278390,38-278393,38-278394,38-278395,38-278396,38-278399,38-278401,38-278403,38-278406,38-278410,38-278412″ imagesize=”large”]

God of War: Chains of Olympus [NB Labs in Taim]

Kratos es grande hasta en las consolas portátiles

El 2005 vio la llegada de una de las franquicias más grandes y exitosas de Sony, que muy a pesar de que apenas cuenta con cuatro juegos en su haber, ya se ha establecido como una de las más influyentes dentro del género de acción. Después de dos exitosas entregas en el PlayStation 2 y una sencilla versión para teléfonos celulares, God of War finalmente llegó a la consola portátil de su compañía para demostrar las nuevas capacidades del PSP Slim, y vaya que hace brillar a este sistema como ningún otro título lo había logrado hacer hasta ese momento. God of War: Chains of Olympus es una de las producciones obligadas para los dueños de esta consola y de paso, uno de los mejores títulos de acción y aventura que hay disponibles para el PSP hasta hoy.

Desarrollado por el equipo de Ready at Dawn, la historia de este título se ubica 10 años antes de los hecho ocurridos en el primer juego de la serie y cuenta las hazañas de Kratos, el guerrero que vendió su alma a Ares, el dios de la guerra, para convertirse en una leyenda viviente que terminaría siendo conocido como el fantasma de Esparta. Imparable, violento, agresivo y poderoso, el Kratos que se controla en este título es tan parecido al que ya vimos en el PlayStation 2 que el resultado final verdaderamente impresiona. El equipo de programación se mantuvo tan fiel a todos los elementos artísticos y de interacción de los primeros dos juegos de la serie que hasta los controles, movimientos y animaciones del personaje son prácticamente los mismos.

Armado con dos espadas encadenadas a sus brazos, Kratos cuenta con golpes débiles y fuertes, además de sus obligatorios agarres, los cuáles se pueden mezclar para hacer combos que, conforme obtienes esferas de poder de tus enemigos, ganas experiencia con la cuál crecerán tus opciones y fuerza para destrozar enemigos a diestra y siniestra. Aparte, a lo largo del juego podrás obtener ataques especiales en forma de hechizos que también pueden mejorarse y en ciertos casos, algunos enemigos (principalmente los jefes) únicamente podrán ser eliminados siguiendo una secuencia de botones que únicamente ayuda a darle más sensación de reto épico a la batalla que se vive durante el juego.

Al igual que sus antecesores, God of War: Chains of Olympus cuenta con algunos retos de lógica, pero estos son pocos y no distraen mucho de la acción, además de que como ya se hizo costumbre en la serie, hay por ahí un mini-juego de sexo que aunque no es explícito, deja muy poco a la imaginación.

El título maneja la misma dirección de arte y cámara que en sus entregas anteriores, que aunado a todo lo anterior, aleja al juego de ser una mera versión portátil de God of War para convertirse en un reto que vale la pena por sí solo. La banda sonora es impresionante y las actuaciones de voz están al nivel de los juegos anteriores.

Quizá el único problema del juego es el hecho de que es relativamente corto y que no cuenta con las luchas épicas que caracterizaron a la segunda entrega de la serie (como era la pelea en el aire, montado sobre Pegaso), pero los diversos secretos y niveles de dificultad permiten que el juego se mantenga fuerte por un buen rato. Definitivamente, God of War: Chains of Olympus es un título que vale mucho la pena.

Lo Imperdible:

  • Animación y respuesta del control.
  • Banda sonora.
  • Presentación fiel a la saga.
  • Reto grande, pero no imposible.

Lo Impresentable:

  • Juego es relativamente corto.
  • Muy pocos contenido extra.
  • Diseño de niveles es, a momentos, muy genérico.
  • Pelea final es bastante simple.
Sobresaliente
…perfecta adaptación de la serie al PSP”