El LHC no destruyó el mundo, ahora augura importantes descubrimientos en física

El LHC no destruyó el mundo, ahora augura importantes descubrimientos en física

por

Representación gráfica del experimento realizado hoy (c) Bolek Pietrzyk / CERN

Las celebraciones de hoy al interior del centro de control del LHC representan la culminación de una etapa en la vida de este acelerador de partículas, una que se extendió por 25 largos años durante los cuales centenares de científicos e ingenieros trabajaron para dar vida a uno de los “laboratorios experimentales” más importantes construidos hasta ahora.

Su diseño está pensado para hacer que colisionen haces de hadrones (específicamente protones), con la finalidad de examinar tanto la validez como los límites del Modelo Estándar (describe las relaciones entre las interacciones fundamentales conocidas entre partículas elementales que componen toda la materia) y que corresponde al marco teórico de la física de partículas.

El éxito de las colisiones realizadas durante esta mañana marcan el inicio de una nueva etapa para el LHC, descrita por Rolf Heuer (Director General del CERN) como

La serie más grande de nuevos descubrimientos potenciales que los físicos de partículas han visto en más de una década

Durante los próximos dos años se espera que gracias al LHC sea posible descubrir partículas supersimétricas, las que constituyen cerca de un cuarto del Universo. Además, se podrá explorar la posibilidad de encontrar nuevas partículas masivas y lo que los científicos han denominado como dimensiones “extra” (además de las tres que se conocen actualmente); junto con la continuación de la investigación sobre la asimetría materia-antimateria, buscando responder las razones por las cuales ambas no se exterminaron mutuamente luego de ocurrido el Big Bang.

Pero eso no son los únicos descubrimientos a cargo del LHC, porque uno de los objetivos principales es encontrar la esquiva partícula denominada como “Bosón de Higgs“. La importancia de esta radica en que con ella sería posible explicar la masa de otras partículas fundamentales, junto con muchos otros aspectos de la estructura de la materia.

A partir de ahora es que la denominada Computing Grid (red de distribución diseñada por el CERN con un flujo de datos de 300 Mbs) cobrará vida, siendo la responsable de transportar los datos obtenidos por el LHC hacia miles de científicos alrededor del mundo (junto con unos dos mil estudiantes que preparan sus tesis de doctorado).

Links:
– Phew, It Works! Science Begins at the LHC (Wired)
– CERN