¿Cómo colaborar con la Cruz Roja de Chile? ¿Cómo colaborar con la Cruz Roja de Chile?

Centro de acopio CHW para los damnificados

¿Cómo colaborar con la Cruz Roja de Chile?

por

Centro de acopio CHW para los damnificados

Como muchas personas habrán averiguado personalmente, la Cruz Roja Chilena no está dando abasto para recibir y canalizar la inmensa cantidad de ayuda que la gente ha intentado entregar en sus sedes, al menos las de Santiago. Ayer algunos usuarios comentaban que llegaron con una buena cantidad de ropa pero no se las recibieron porque el local de la Cruz Roja no tiene suficiente espacio para almacenar ese material, y el trabajo de revisar, lavar y etiquetar es tan lento que están colapsados.

Nuestro usuario Jesús Tarancón, más conocido como Vitjacker, es amigo personal de Patricio Acosta, segundo al mando de la Cruz Roja en Chile, quien le indicó que si de verdad queremos ayudar, necesitamos que la ropa venga etiquetada y envuelta, que no pueden recibir ropa en fardos porque no tiene donde dejarlos. Dijo además que más que ropa, lo que realmente está faltando son artículos de aseo:

  • Pañales
  • Jabón
  • Shampoo
  • Desodorante
  • Cepillos de dientes
  • Papel higiénico
  • Toallas higiénicas

Jesús ha ofrecido su departamento para hacer un improvisado centro de acopio. Él tiene la suerte de trabajar desde su casa así que está ahí prácticamente 24/7. Los está esperando en Galvarino Gallardo 1654, depto. 703. Esto queda por Galvarino Gallardo en  Antonio Varas y Marchant Pereira, la calle es paralela a Eliodoro Yañez y si van en metro queda a 4 cuadras de Metro Pedro de Valdivia. Pueden hablar con Jesús al teléfono 4179674 por si tienen dudas.

Todo lo que se entregue en el depto de Jesús, en buen estado y debidamente empaquetado, será entregado a su vez en la sede de Cruz Roja de Vitacura esq Tajamar.Por último, si no eres muy bueno empaquetando o doblando ropa, haz tu mejor esfuerzo y Jesús con su señora lo compondrán para que sea entregable.

Esperamos que este gesto de Jesús evite que parte de la ayuda se pierda por un inconveniente tan mundano como no poder entregarlo correctamente.