Ciber-estafadores tienen en la mira a abogados

por

¿Justicia divina?

En los foros de CHW uno puede leer de vez en cuando historias de terror de estafadores y como estos engañan a clientes avispados y otros no tanto. Sin embargo esta no es una situación única o a pequeña escala, puesto que los ciber-estafadores cada vez apuntan a blancos más grandes para obtener ganancias más jugosas y sus timos se vuelven cada día más y más elaborados.

Las firmas de abogados son especialmente atractivas para los ciber-criminales porque les pueden significar ganancias de varios miles de dólares. Por ejemplo, hace poco una firma Norteamericana de abogados recibió un email de un empresario en Hong Kong solicitando ayuda para cobranzas de deudores en las tierras del Tio Sam.

Después de un mes de papeleo y llamadas telefónicas con el supuesto empresario, uno de los abogados de la firma logró que uno de los clientes morosos le enviara un cheque por USD$200,000. El abogado depositó el cheque en la cuenta de la firma, sustrajo sus honorarios de USD$10,000 y transfirió el resto del dinero a su cliente en Hong Kong.

Transcurrieron unas horas y luego el banco llamó al abogado para darle la mala noticia que el cheque había rebotado. Afortunadamente antes que al tipo le diera un infarto, el banco logró evitar que la transferencia llegara a destino. Al profesional lo habían engañado con un cheque “grande, jugoso y sin valor alguno” y casi pierde USD$190,000.

No solo de este tipo de estafas se tienen que cuidar estas oficinas, puesto que ciber-espías también tratan de obtener datos de clientes que luego pueden ser vendidos al mejor postor o usados para tener ventajas en los juicios.

De acuerdo a Brian Hoffman, abogado de Fenwick & West LLP., este tipo de estafas se están haciendo cada vez más frecuentes:

Hace 6 meses no recibía ningún tipo [de correo sospechoso]. Hace un par de meses comencé a recibirlos una vez a la semana. Ahora aparecen una o dos veces al día”

Aunque no hay cifras oficiales del número de afectados por estos engaños, en Enero el FBI envió una alerta a las firmas de abogados advirtiéndoles de estafadores que pedían ayuda para contactar a clientes morosos u obtener compensaciones económicas  por divorcios. Al parecer, los días de gloria del Príncipe Nigeriano son cosas del pasado.

Link: Law firms are lucrative targets of cyberscams (The San Francisco Chronicle)