Chip como Implante retinal permite devolver la vista Chip como Implante retinal permite devolver la vista

No completamente, pero algo es algo

Chip como Implante retinal permite devolver la vista

por

No completamente, pero algo es algo

Los viernes por la noche, a las 5 de la mañana, sabes muy bien el problema que es tener tu vista alterada (y tu equilibrio, y tu razonamiento, y tu control, y tu orientación…). Imagina que todos los días fueran viernes de madrugada, y que tu vista no esté simplemente doble, si no que desapareciera completamente. Tristemente, esto es sólo una parte del calvario de los ciegos (o parcialmente ciegos) los cuales tienen que valerse de alguno de sus otros sentidos intactos para suplir uno de los más útiles en el ser humano: la visión.

Afortunadamente, para una parte de ellos, las cosas tienen buen aspecto en el futuro. Para aquellos que han perdido gradualmente la visión (en oposición a los que nacieron con pérdida completa o que desarrollaron la pérdida de forma súbita), una empresa alemana llamada -muy ocurrentemente- Retinal Implant AG, está en fase de experimentación de un pequeño implante electrónico que se introduce en la retina: la capa más interna del ojo, y que contiene los fotoreceptores que permiten captar los estímulos lumínicos del entorno para que luego éstos puedan ser convertidos en impulsos nerviosos y ser conducidos a nuestro cerebro.

¡Sabes que es el futuro cuando ponen electrodos en tus ojos!

En un universo de 11 pacientes con una condición llamada retinitis pigmentosa (una enfermedad relativamente común en casos de ceguera causada por defectos genéticos y que de a poco produce la pérdida de la visión periférica y, en estadios muy avanzados, ceguera total) se implantó quirúrgicamente este pequeño aparatillo vía transcoroidal (la coroide es la capa inmediatamente contigua a la retina) para colocarse en el estrato neuroepitelial (donde se ubican los fotorreceptores) y se alimentó eléctricamente mediante otro implante detrás de la oreja.

Ahi mismito, en el cuadrito azul

Aún cuando reconocemos que un implante retroauricular no te hará ganar puntos de tecnosexualidad, lo cierto es que el implante con electrodos busca electroestimular los fotoreceptores para que vuelvan a recuperar su capacidad, y han visto pacientes con buenas mejoras en su visión además de que ninguno presentó efectos adversos luego de la intervención.

En palabras del onceavo paciente, un finlandés de 45 años:

Al principio note que estaba perdiendo mi vista a los 16, y en un periodo de 16-17 años, mi condición se deterioró a pérdida completa. Sabía que había la posibilidad de que el implante no me permitiera volver a ver, pero quería involucrarme en la investigación con la esperanza de que el implante me permitiría ver algo. Cuando el microchip fue encendido, inmediatamente pude distinguir la luz de la oscuridad y ver los contornos de objetos. Mientras me acostumbraba al implante, mi visión se recuperó dramáticamente. Pude empezar a formar palabras a partir de letras, incluso corregir cómo se escribe mi nombre. Reconocí objetos como un plátano, y pude distinguir entre un tenedor, un cuchillo y una cuchara. Más increíblemente, pude reconocer las formas de las personas y diferenciar alturas y movimientos de brazos desde seis metros de distancia.

Wow. Consideren que este pobre tipo no veía nada antes de la implantación del chip, y piensen las posibilidades para el resto de la población. De hecho, el fue el paciente en donde el chip fue implantado directamente en la mácula, la zona de mayor agudeza visual en la retina humana, y los cambios fueron notorios en comparación con los otros pacientes. Tan contento quedó que no quiso que le removieran el implante aún cuando estaba presupuestado hacerlo.

Se espera que distintas Universidades como el MIT y Stanford comiencen con sus propias pruebas de esta tecnología para poder contribuir al desarrollo de la misma, que aún está en pañales. Mientras tanto, Retinal Implant AG planea hacer su segundo estudio el próximo año, y hacer una presentación de sus resultados en la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología (ARVO por sus siglas en inglés) en May 2-6 en Fort Lauderdale, Florida.

Fuente: Medgadget

Comunicado oficial en BussinessWire