Apple elimina aplicación de desarrollador que los criticó

Apple elimina aplicación de desarrollador que los criticó

La semana pasada, en el marco de la Game Developer Conference 2010, Tommy Refenes de la empresa (o microempresa) Super Meat Boy subió al estrado en un evento llamado “Indie Game Rant” en donde los desarrolladores independientes podían despotricar a gusto. Refenes abrió su discurso diciendo “I fucking hate the App Store” y se dedicó a criticar al iPhone y iPod como plataforma de juegos comparándola con la Tiger, una consola portátil harto rasca que existió a fines de los ’90.

Comentó, además, que el público que compra juegos para el iPhone no es realmente gamer, sino gente que quiere usar el App Store y no sabe en qué gastarse la plata. Para demostrar esto, describió cómo experimentaron variando el precio: mientras sólo 3 personas compraron su juego por US$ 15, cuatro lo hicieron por US$ 50 y al final, 14 pagaron US$ 299. Según él, esto demuestra que el público del App Store no tiene idea de qué juegos comprar.

Una semana después, su juego Zits & Giggles había sido removido del App Store.

¿Por qué Apple quitó Zits & Giggle de su App Store? A primera vista, es natural pensar que fue un castigo a Refenes por su crítica descarnada. En segunda instancia, puede que experimentar con la elasticidad precio de una aplicación contravenga los términos de uso y, finalmente, puede que hayan decidido que Zits & Giggles, un juego descrito como “el primer simulador dermatológico” y que aprovechaba el multitouch para simular el acto de reventar espinillas, granos o barros, era de mal gusto.

Apple siempre ha sido bastante claro en que ellos no le deben explicaciones a nadie sobre la toma de decisiones que lleva a rechazar una aplicación para el App Store, o a vetar una aplicación previamente aceptada. Sin embargo, hay una delgada frontera que separa las decisiones autónomas de Apple de aquellas que se rigen por un ámbito legal. Supongo que todos estamos de acuerdo en que Apple no está por encima de la ley, y ésta  garantiza libertad de expresión sancionando, al mismo tiempo, decisiones motivadas por discriminación racial, sexual, política o de cualquier especie.

Estos no son los únicos impedimentos legales al actuar de Apple. Cuando la empresa rechazó la aplicación Google Voice, por ejemplo, lo hizo pensando que en el peor de los casos sólo debería enfrentar un poco de mala prensa que terminaría por olvidarse con el tiempo. En cambio, debió enfrentar los cuestionamientos de la FCC debido a que la ausencia de Google Voice contravenía el mejor interés de los consumidores.

En el caso de Zits & Giggle, si su retiro se entiende como un castigo a las críticas entonces atenta contra la libertad de expresión, y si Refenes o su empresa quieren hacerle la vida difícil a Apple, tienen sólidos argumentos para hacer mucha bulla tanto en la prensa como en los tribunales.

Link: Apple Bans Game, Days After Developer Publicly Trashes App Store (Kotaku)