A imprimir tejidos y órganos A imprimir tejidos y órganos

Staff de CHW encarga al menos dos docenas de hígados

A imprimir tejidos y órganos

por

Staff de CHW encarga al menos dos docenas de hígados

En la película El Quinto Elemento, Milla Jovovich es regenerada a partir de un trozo de tejido. Aún estamos a años luz de tener la tecnología para hacer eso, pero en 5 años podríamos tener lista una máquina que entregaría redes complejas de vasos sanguíneos de acuerdo a Organovo e Invetech, las firmas detrás de la primera bio-impresora 3D comercial (al módico precio de USD$200,000)

Por ahora los laboratorios que encarguen estos equipos comenzarán a hacer experimentos con tejidos simples como piel, músculos y trozos de vasos sanguíneos. Para más adelante, se espera tener una red sanguínea capaz de alimentar órganos más grandes como riñones, hígados y corazones.

La tecnología usada por esta bio-impresora 3D cuenta con un cabezal que deposita una especie de “andamiaje” formado por un hidrogel basado en azúcar donde células madres previamente manipuladas son depositadas por otro cabezal en gotas de 100 a500 micrones de diámetro que contienen unas 10,000 a 30,000 células cada una. Una vez terminada la impresión, se deja reposar por uno o dos días para permitir que las gotas se fusionen y luego se retira el hidrogel (pues este no se pega ni interfiere en los procesos de las células)

La bio-impresora puede trabajar con otros tipos de células e imprimir sobre otros tipos de materiales. Cuando la tecnología este más madura se podrá imprimir sobre una “armazón” con forma de riñón, que puede que no se parezca mucho al original pero cumplirá con las mismas funciones (y total nadie lo va a ver como para que te griten en la calle “cacha el loco con el riñón cuadrado”)

Link: Printing body parts: Making a bit of me (The Economist)