WikiLeaks baja sus telones por falta de recursos WikiLeaks baja sus telones por falta de recursos

La libertad de expresión no es gratis.

WikiLeaks baja sus telones por falta de recursos

por

La libertad de expresión no es gratis.

Al ingresar a Wikileaks se lee un escueto “Nosotros protegemos al mundo, pero ¿tú nos protegerías a nosotros?”. Es su forma de parafrasear la ayuda que necesitan para continuar al aire.

La decisión de bajar la página, al menos temporalmente, la habrían tomado luego de que el sitio llegara a un punto tal de no tener dinero para pagar los sueldos de sus empleados y por ende no poder continuar con la difusión de información que muchas corporaciones y gobiernos intentar ocultar a como dé lugar.

Fundada en el año 2006 por disidentes, activistas de los derechos humanos, periodistas, matemáticos e informáticos de todo el mundo y trabajando casi de una forma subversiva, dan a la luz información que sería imposible para un medio tradicional. De esto dan cuenta más de 100 líos legales que han enfrentado a lo largo de su historia.

Para pagarle al staff completo necesitan de US$600.000 anuales, pero hasta el momento sólo han recaudado US$130.000.

Recordarán nuestros lectores una nota en este mismo medio donde se daba a conocer que Paypal había congelado la cuenta de sus donaciones. Resultó que después de 3 días esto se resolvió en favor de WikiLeaks: “¡El poder de la unión!” expresaron en su twitter. Ahora han vuelto a aceptar donaciones a través de Paypal y una decena de medios más como tarjetas de crédito y moneybookers.

WikiLeaks no acepta dinero ni de gobiernos ni de corporaciones, sólo ayuda desinteresada para mantener su integridad ideológica. Así es como ha dado el “golpe” al dar a conocer situaciones de corrupción en bancos durante la crisis, abusos cometidos en Irak, revelar los SMS enviados durante el 9/11, entre muchos otros.

Según Paul Lashmar, investigador periodístico, la tarea que se le viene a WikiLeaks encima no será fácil. “A los usuarios de internet no le interesa cómo los sitios consigan dinero. El problema es que en algún punto, las personas que abogan por la libertad de expresión se darán cuenta que para que ésta exista se deben tener recursos”.

Sólo resta desearles lo mejor para que puedan continuar en su lucha contra el “establishment”.

Fuente: WikiLeaks whistleblower site in temporary shutdown (BBC News)