Vidrio líquido en spray, la cobertura perfecta

Vidrio líquido en spray, la cobertura perfecta

(c) Nanopool

Nanopool, una compañía alemana pero con laboratorios en Turquía, ha patentado un spray de vidrio líquido, que en buenas cuentas es un aerosol capaz de desplegar una capa de nanopartículas de dióxido de silicio (SiO2) sobre la superficie deseada. Sin más aditivo que agua o etanol dependiendo del material sobre el cual se aplique, el aerosol deposita una capa de SiO2 de apenas 100nm que se adhiere a nivel molecular con el objetivo.

Entre las propiedades de esta capa de vidrio líquido, el fabricante asegura que hay un fuerte efecto antibacterial, pues a los microbios se les dificulta sobremanera reproducirse en contacto con esta superficie. Les resulta completamente matapasiones y prefieren irse a un lugar más cómodo para esos menesteres.

Fuera de bromas, se hicieron experimentos en Alemania en empresas de preparación de alimentos que midieron la acumulación bacteriana en superficies sobre las cuales se manipulaban los productos. Aquellas superficies que en condiciones normales requerían frecuente limpieza con cloro, al ser recubiertas de vidrio líquido necesitaron solamente agua caliente -y con menor frecuencia- para marcar un nivel de microorganismos dentro de la norma, y el recubrimiento duró meses antes de desaparecer por el desgaste.

Adicionalmente al efecto antibacteriano dicen que la cobertura de vidrio líquido repele el agua y  el polvo y es capaz de resistir el calor, la radiación ultravioleta y hasta el ácido. Por lo mismo, la compañía detrás del invento asegura que en poco tiempo todos los productos podrían venir potencialmente recubiertos   con su invento. Como el vidrio líquido es absolutamente flexible e invisible, se puede aplicar por ejemplo sobre una corbata y volverla imposible de manchar. Ahora que lo pienso existen corbatas con teflón justamente para eso, pero una cosa no quita la otra.

Personalmente, no me hace mucha gracia la idea de tener un spray que me puede dejar vitrificado sin previo aviso pero, según dice la fuente, es sencillo quitar el material así aplicado con un paño. Supongo que hay un tiempo entre su aplicación y la adherencia definitiva, o al menos eso espero.  Aunque no fuera así, el fabricante asegura que el invento no es tóxico y que incluso es respirable (¿?). Se ha probado en la industria vitivinícola y ha demostrado ayudar a hacer la uva más resistente a hongos y enfermedades, a las vides a repeler a las termitas y hasta a los corchos a no contaminar el sabor del vino.

Link: Spray-on liquid glass is about to revolutionize almost everything (Physorg)